Un Canal con chispa

Crónica | La primera noche de Cuatro Iñaki Gabilondo ejerció de nervioso maestro de ceremonias en una cadena que apuesta por el humor como gran atractivo para la gente joven y urbana


redacción

Con muchos nervios. Así comenzó anoche una nueva televisión, Cuatro, que ocupa el espacio de Canal Plus sin necesidad de resintonizar el televisor. El maestro de ceremonias fue Iñaki Gabilondo que, a pesar de su experiencia, no pudo evitar descoordinaciones -la mejor, la conversación que tuvo con la ministra de Fomento, que estaba en Granada- problemas técnicos y alguna que otra confusión (entre Rodríguez Ibarra y Rodríguez Zapatero).Anécdotas al margen, los primeros planos de un peinadísimo Gabilondo dieron un toque distinto al informativo, que fue una caja de sorpresas al acoger un reportaje en profundidad de su propio director sobre lo que ocurre en Francia. Habrá que ver cómo responde la audiencia, intrigada con la nueva oferta televisiva, pero es muy probable que, mientras en Cuatro hablaban Esperanza Aguirre y Pascual Maragall, el share se inclinase hacia Telecinco, que contraprogramó sin misericordia CSI (aunque por culpa de los paros de sus trabajadores). Una hora después de su puesta en marcha, Cuatro dejó claro de qué va: el Guiñol y sus noticias dieron paso a la gala de presentación de la cadena, que no fue exactamente tal. Si la C es la letra de Cuatro, la gala resultó Corta, Concreta, Cómica y Caótica. Se visitaron tres platós para los espacios más destacados de la parrilla: La noche Hache, Maracaná y Channel nº4 .Los espacios estrellaes el espacio deportivo de los lunes -de hecho, ayer arrancó a las diez y cuarto-, con Michael Robinson y Carlos Latre, que acuden a un plató con forma de estadio y poco (pero ruidoso) público. El programa tiene como pincha nada menos que a Roberto y Carlos Jean, creadores de la música de la cabecera.El decorado de Channel nº4 es más brillante, con una mesa gigantesca -la más grande de la televisión española, dijeron-, con pasarela incorporada y tres presentadores: Ana García Siñeriz, Boris Izaguirre y Juan Carlos Ortega. El ex marciano , que tiene que ser la novia en la boda, anunció que no se bajaría los pantalones, gritó como un poseso, desfiló con contoneos y anuló completamente a una Ana García Siñeriz a la que no le pega el papel a pesar de sus esfuerzos. La noche Hache se emite desde un plató más pequeño con una Eva Hache fantástica y una serie de colaboradores un poco desubicados, al menos en los minutos iniciales. Así fueron las primeras horas de Cuatro, un canal que nace con vocación de ser cómplice, creativo y creíble y, aunque no empiece por C, muy joven.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Un Canal con chispa