Las claves del juicio en el que Johnny Depp venció a Amber Heard

La Voz

SOCIEDAD

Amber Heard espera la lectura del veredicto
Amber Heard espera la lectura del veredicto EVELYN HOCKSTEINPOOL | EFE

El jurado popular considera que hubo difamaciones mutuas, pero penaliza a la actriz y deduce que sus acusaciones de violencia de género y malos tratos fueron falsedades

03 jun 2022 . Actualizado a las 09:45 h.

Amber Heard y Johnny Depp fueron una de las parejas de oro del cine. Pero el duro juicio público y televisado al que se han sometido en las últimas seis semanas, desvelando algunos de los aspectos más sórdidos de su vida privada, ha sido el gran taquillazo de Hollywood con millones de espectadores a través de los medios y de internet. El proceso desveló al mundo la imagen de una relación tóxica y turbulenta, pero no se trataba de juzgar si hubo entre ellos malos tratos ni agresiones físicas o sexuales, sino de dilucidar si se difamaron el uno al otro y se perjudicaron mutuamente con ello. La victoria de Johnny Depp en el juicio parece contundente. El veredicto del jurado popular, formado por cinco hombres y dos mujeres, considera que hubo difamaciones mutuas, pero que la actriz perjudicó al protagonista de Piratas del Caribe en una proporción mucho mayor. De sus conclusiones se deduce que las acusaciones de violencia de género y malos tratos han sido consideradas falsedades.

Cuando a las nueve de la noche del miércoles (hora española) se leía en la sala el veredicto del jurado de Fairfax (Virginia), solo Amber Heard estaba presente, vestida de negro y con gesto cabizbajo. El jurado consideró que Amber Heard «cometió difamación contra su exmarido Johnny Depp» por acusarlo de maltrato en la columna que escribió en 2018 en el diario Washington Post, un artículo que fue el detonante de este enfrentamiento.

Según el veredicto, tres frases contenidas en el texto publicado son prueba suficiente de la intención difamatoria de Heard: «Hablé contra la violencia sexual y me enfrenté a la ira de nuestra cultura. Eso tiene que cambiar»; «hace dos años me convertí en la figura pública que representaba el abuso doméstico y sentí toda la fuerza de la ira de nuestra cultura hacia las mujeres que hablan» y, por último, «tuve la ventaja de ver, en tiempo real cómo las instituciones protegen a los hombres acusados de abusos».

Por afirmaciones como estas Depp reclamaba una compensación de 50 millones de dólares. El jurado popular consideró que las tres declaraciones de Heard eran difamatorias, estaban claramente referidas a su exmarido y le causaron un claro perjuicio. Por ello la indemnización que debe pagar es de 15 millones, además de las costas del juicio.

La contrademanda que había presentado Amber Heard duplicaba la petición de indemnización hasta los 100 millones de dólares por otras tres declaraciones de la parte contraria. Solo una de ellas, publicada en el Daily Mail en el 2020, fue declarada difamatoria y ni siquiera corresponde a Johnny Depp, sino que la pronunció su ahora exabogado, Adam Waldman: «Simplemente, esto fue una emboscada, un engaño. Le tendieron una trampa al señor Depp llamando a la Policía, pero el primer intento no dio resultado. Los agentes acudieron a los áticos, los registraron y la entrevistaron a fondo. Se marcharon después de no ver ningún daño en su cara ni en la propiedad. Así que Amber y sus amigos derramaron un poco de vino y desordenaron el sitio, aclararon sus historias bajo la dirección de un abogado y un publicista, y luego hicieron una segunda llamada al 911». Depp tendrá que compensar a su exmujer con 2 millones por estas palabras.

Ambos actores buscaban con este juicio hacer prevalecer su verdad, moldeada por cada uno de ellos en función de sus intereses, y también mejorar su imagen pública, muy tocada después de sus tortuosos años de matrimonio y de las acusaciones posteriores. Pero ambos afrontaron el desenlace con un espíritu muy diferente. Heard escuchó la lectura sentada en la sala con gesto de «decepción» y aseguró: «Estoy desconsolada porque la montaña de pruebas aun no fue suficiente para hacer frente al poder y la influencia desproporcionada de mi exmarido».

Johnny Depp, en un concierto del rockero inglés Jeff Beck
Johnny Depp, en un concierto del rockero inglés Jeff Beck DPA vía Europa Press | EUROPAPRESS

Depp, por su parte, celebró el veredicto desde Londres, donde unas horas antes había subido al escenario para tocar junto al rockero inglés Jeff Beck. Allí fue ovacionado por el público y se reencontró con su exnovia Kate Moss, que la semana pasada prestó testimonio en el juicio para respaldar al actor. Su primera declaración fue de alivio: «El jurado me ha devuelto la vida».

Durante el juicio quedaron expuestos numerosos incidentes de presuntos abusos físicos y sexuales durante su matrimonio, episodios escatológicos de sus peleas y acusaciones de violencia mutua. Amber Heard narró supuestos abusos sexuales y aseguró que los arrebatos violentos del actor eran generalmente ocasionados por una combinación de alcohol, drogas y celos. Algunas de sus declaraciones fueron señaladas como mentiras evidentes.

Johnny Depp, por su parte, defendió que la víctima de violencia doméstica fue él. Sostuvo que jamás pegó a una mujer, que regresó de su luna de miel con un ojo morado y sufrió la amputación de un dedo en una pelea posterior.

Algunos medios norteamericanos han apuntado en las últimas horas la posibilidad de que Amber Heard presente un recurso contra esta decisión judicial. Su abogada ha asegurado que la actriz no puede hacer frente al importe de la indemnización.

Amber Heard no puede pagar la indemnización a Johnny Depp y recurrirá la sentencia

La Voz

La abogada de Amber Heard avanzó este jueves que la actriz no puede pagar los más de 10 millones de dólares que el jurado ha impuesto como indemnización por difamar a Johnny Depp en una columna de opinión y que, además, planea recurrir la sentencia. «Tiene motivos para hacerlo, hay muchas pruebas que no fueron admitidas», aseguró la letrada Elaine Bredehoft durante una entrevista en el programa matutino Today, de la NBC. Preguntada si Heard era capaz de pagar los más de diez millones de dólares de indemnización, respondió con un contundente «definitivamente no».

Seguir leyendo