El bombazo de Rocío Carrasco: cuenta su verdad en un documental en primera persona

Tras 25 años de silencio, la hija de Rocío Jurado ofrecerá este domingo en Telecinco su propia versión acerca de sus conflictos familiares y el distanciamiento de sus hijos


El drama familiar que Rocío Carrasco ha vivido en los últimos años ha ocupado páginas y páginas en la prensa del corazón y ha estado en boca de todos. Pero por primera vez en 25 años toda la verdad saldrá de su boca. La hija de Rocío Jurado reaparecerá en la pantalla este próximo domingo en Telecinco en una serie documental que promete hacer historia y en la que hablará por primera vez de todo lo que lleva años callando: sus desavenencias y conflictos con su exmarido, la influencia sobre ella de su actual pareja y, sobre todo, la inexistente relación con sus hijos

«Una historia real de terror y supervivencia. 25 años de silencio, de mentiras. Una mujer sentenciada sin escucharla. Una industria cómplice del terror. Un relato de una vida en el infierno. Una víctima paralizada por el miedo». Con esa sinopsis demoledora presenta Telecinco el avance de un documental en el que Rocío Carrasco da un paso al frente y rompe su silencio después de permanecer tantos años callada.

Rocío, contar la verdad para seguir viva es el título de este documental bomba que La Fábrica de la Tele, productora de programas como Sálvame, llevaba gestando en el más absoluto de los secretos desde hace casi un año.

El impactante avance del documental hace mucho hincapié en todo lo que la prensa del corazón ha opinado y ha juzgado a la hija de la cantante de Chipiona, a la que se ve llorando en algunas escenas de su confesión.

«Una mujer sentenciada sin escucharla. Una víctima paralizada por el miedo». Y Rocío Carrasco, con un traje de pantalón rosa fucsia, melena pelirroja retirada hacia un lado y visiblemente afectada y nerviosa, sale de un camerino, se sienta en un plató y, completamente derrumbada, se muestra por primera vez decidida a hablar de sus conflictos familiares. «Cuando queráis», afirma, antes de confirmar que está preparada para comenzar su confesión ante las cámaras: «Listos, ya».

Rocío Carrasco y Antonio David Flores protagonizaron en la finca Yerbabuena el 31 de marzo de 1996 una de las bodas más mediáticas que se recuerdan en el país. La hija de Rocío Jurado estaba embarazada de su primera hija, que nacería pocos meses después y a la que pondría el nombre Rocío siguiendo la tradición familiar. En pocos días se cumplen 25 años de aquel enlace que se analizó durante horas en programas de televisión y sobre el que ahora hablará la propia protagonista.

Casi tanto como de la boda se habló de todo lo que vino después, pues el matrimonio de Rociíto y Antonio David fue de todo menos idílico. Discusiones, desencuentros, malentendidos, infidelidades y una separación tormentosa cuando su segundo hijo, David, era tan solo un bebé. Entonces comenzó una guerra sin cuartel mediática y judicial en el exmatrimonio que todavía continúa a día de hoy.

Una guerra que alcanzó uno de sus peores momentos en el verano del 2012 cuando, tras protagonizar una brutal pelea con su madre -de la que se han filtrado diferentes detalles pero sobre la que ninguna de las implicadas ha hablado públicamente- Rocío Flores, que por entonces tenía 16 años, se iba a vivir a Málaga con Antonio David y rompía, definitivamente, la relación con su madre. Algo que, años después, repetía su hermano David, que se trasladaba a la ciudad andaluza con su padre y rompía todo el vínculo con Rociíto.

Hace un año se conoció que Rocío Flores había sido condenada cuando tenía quince años por maltratar de forma habitual a su madre durante tres años.

Unos episodios dramáticos, pero sobre los que nunca se había pronunciado hasta ahora la hija de Rocío Jurado. «El que calla está callado porque ha decidido estar callado hasta que deje de estarlo y decida hacer lo contrario», respondió en alguna ocasión a las preguntas referidas a su vida privada. Tuvo en este tiempo algunas apariciones mediáticas. Fue colaboradora del programa Hable con ellas, de Telecinco, hace cinco años y en el verano del 2020 participó en el debate de Lazos de sangre, presentado por Boris Izaguirre en TVE, pero se limitó a compartir sus recuerdos de infancia y adolescencia con su madre, Rocío Jurado. Del drama de su vida que llegó nunca ha hablado hasta ahora.

Además de romper la relación con sus hijos, también permanece desvinculada de sus hermanos Gloria Camila y José Fernando, que su madre tuvo con José Ortega Cano. También del viudo de la cantante de Chipiona y de los hermanos de esta, Amador y Gloria Mohedano, se desvinculó para siempre.

Hace un año, cuando su hija, Rocío Flores, participó en Supervivientes, Rocío Carrasco esquivó la cuestión con ironía: «Solo veo Netflix. ¿Eso lo echan en Netflix?». Este domingo, al menos por una vez, seguro que verá Telecinco. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El bombazo de Rocío Carrasco: cuenta su verdad en un documental en primera persona