Un inédito estudio científico alerta sobre un «futuro espantoso de extinción»

El trabajo destaca que la humanidad «ignora la gravedad y la urgencia de la crisis medioambiental»

Imagen cedida por la organización ecologista Greenpeace, que denuncia la deforestación de una zona protegida en Indonesia
Imagen cedida por la organización ecologista Greenpeace, que denuncia la deforestación de una zona protegida en Indonesia

Redacción / La Voz

El Secretario General de Naciones Unidas, António Guterres, pronunció el pasado 3 de enero un discurso sobre el actual estado del planeta en la Universidad de Columbia (Nueva York) en el que afirmó que «hacer las paces con la naturaleza es la tarea que definirá el siglo XXI. Debe ser la máxima prioridad para todo el mundo». Habrá que esperar para comprobar si estas palabras se traducen en hechos concretos. Hasta ahora, la política no ha sabido estar a la altura del desafío ambiental. Tal y como recoge una reciente investigación en la que han colaborado 17 científicos de México, Estados Unidos y Australia, la humanidad no ha cumplido ninguno de los objetivos del Convenio sobre Diversidad Biológica fijados por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza para el período 2011-2020. 

Este panel de expertos firma un artículo que acaba de publicarse en la revista Frontiers in Conservation que recopila por primera vez los 150 estudios más influyentes sobre los problemas medioambientales. Y tras revisar cada uno y contrastarlos con la respuesta que se ha dado, los expertos hablan literalmente de un «futuro espantoso». Reconocen que los seres humanos no son conscientes de la gravedad de la crisis medioambiental y que la inacción solo ha conseguido empeorar la salud del paciente. «Las condiciones ambientales futuras serán mucho más peligrosas de lo que se cree actualmente. La escala de las amenazas a la biosfera y a todas sus formas de vida, incluida la humanidad, es de hecho tan grande que resulta difícil de comprender incluso para los expertos mejor informados», sostienen los autores.

Pérdida biodiversidad

La investigación científica menciona las principales amenazas que se ciernen sobre el mundo natural. La primera, y puede que la más importante, es la progresiva pérdida de la biodiversidad. «Se han documentado más de 700 extinciones de especies de vertebrados y de 600 de plantas en los últimos 500 años. Estimamos que un millón de especies se extinguirán en un futuro próximo», destaca el artículo. Y como la naturaleza tiende a conectarlo todo, este pionero trabajo enumera los efectos que produce el deterioro de la biodiversidad: reducción del secuestro de carbono y de la polinización, degradación del suelo, peor calidad del agua y del aire e inundaciones más frecuentes que acabarán por comprometer la salud humana. En este sentido subrayan que la pandemia del covid-19 es una consecuencia de una biosfera en decadencia.

Superpoblación

Los científicos destacan que la combinación de una población que ha experimentando un crecimiento exponencial, duplicándose desde 1970, y el empeoramiento de las condiciones naturales representa un cóctel explosivo. «Existe una creciente evidencia de que cuando las poblaciones crecen rápidamente, pueden ser las chispas de conflictos internos e internacionales que conducen a la guerra. Las múltiples causas son variadas, pero incluyen la pobreza, desigualdad, instituciones débiles, quejas políticas, divisiones étnicas y factores de estrés ambiental como la sequía, la deforestación y la degradación de la tierra», advierten.

Desequilibrio climático

Sobre el calentamiento global, los responsables de este estudio afirman que se trata de un problema más visible y debatido que la perdida de la biodiversidad, por ejemplo, pero aún así la ciudadanía sigue sin entender las consecuencias que puede llegar a generar el ascenso progresivo de la temperatura media, que podría desestabilizar el sistema climático hasta conducirlo a un estado nunca antes conocido en la historia de la humanidad.

Retroalimentación de densidad

Los autores reconocen que los gobiernos «están haciendo justo lo contrario de lo que deberían». Señalan el riesgo que supone el auge de los partidos de extrema derecha cuyas políticas son contrarias a la protección del medio ambiente e impiden que se puedan tomar medidas a largo plazo. Ponen como ejemplo el famoso Green New Deal que propone Estados Unidos para descarbonizar su economía, pero al mismo tiempo recuerdan que el país nunca estuvo tan polarizado como ahora. Una población dividida solo conlleva retrasos para un asunto que ya no puede permitírselos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
36 votos
Comentarios

Un inédito estudio científico alerta sobre un «futuro espantoso de extinción»