El primer verano sin verbenas

Las grandes orquestas no realizarán actuaciones masivas durante estos meses

M.O.

Las orquestas más distinguidas de Galicia descartan poder actuar en verbenas durante este verano. «Estamos cerrados», afirma Blas Piñón, gerente de Paris de Noia, orquesta que desecha la posibilidad de realizar cualquier tipo de actuación durante estos meses. Lo mismo ocurre con Panorama, «Lamentándoo moito e cunha gran tristeza nos nosos corazóns, anunciamos a cancelación do Tour 2020», decía el comunicado de la orquesta, publicado hace unas semanas. En el caso del Combo Dominicano, la decisión no es tan drástica. «Aunque no habrá gira, estamos abiertos a actuar en discotecas, terrazas o hoteles», explica Cirano Nuñez, propietario de la orquesta canaria. Las celebraciones que abarrotaban cada noche las plazas de los concellos no podrán producirse y, como consecuencia, el calendario de las orquestas, antes sin descanso, se ha quedado en blanco.

Sin posibilidades aunque la ley lo permita

A día de hoy, tanto el gobierno central como la Xunta de Galicia permitirían la realización de estos eventos manteniendo la distancia de seguridad entre las personas que se encuentren en el escenario y acotando el aforo a un setenta y cinco por ciento del máximo del recinto. Además, el Diario Oficial de Galicia promulga que todos los componentes de la banda que no sean intérpretes de instrumentos de viento o vocalistas tienen que llevar mascarilla durante toda la actuación mientras que, los que sí lo sean, «solo se la quitarán en el momento de su intervención vocal o instrumental». Sin embargo, desde las orquestas aseguran que la realización de las actuaciones con estos parámetros no es rentable. «Nosotros desplazamos a muchos trabajadores, con estas normas nuestra actividad no es viable», asegura Blas Piñón, de la París de Noia. Por otra parte, el presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias, Alberto Varela, manifiesta que «los ayuntamientos no tienen medios para vigilar y controlar el cumplimiento de estas normas».

En estas circunstancias, a pesar de la legalidad: la responsabilidad social y el temor de un posible rebrote sobrevolando la mente de todas las personas, supone que ninguna administración pública se anime a celebrar verbena alguna y se produzcan cancelaciones en todas las que ya estaban programadas. Manuel Fariña, presidente de la Asociación Galega de Orquestas apela a la necesidad de una mayor concienciación, una reformulación del concepto de la verbena y un tiempo para adaptarse a los nuevos cambios. «Hasta que se impulsen y se normalicen estas modificaciones pedimos que se prohíba nuestra actividad formalmente y se nos ofrezca un plan de rescate», solicita el propio Manuel Fariña, presidente de la Asociación Galega de Orquestras

 La supervivencia de las pequeñas orquestas

A pesar de que la gravedad es máxima para todo el sector, como en todas las crisis, el más afectado suele ser el más débil. En este sentido, tanto la orquesta Panorama, como la Paris de Noia y el Combo Dominicano, a pesar de que hablan del mal momento que están atravesando, también mencionan el futuro y, dentro de la incertidumbre de estos tiempos, afirman que volverán el año que viene. «Poco a poco, saldremos adelante», garantiza con optimismo Cirano Nuñez, el propietario del Combo Dominicano.

Desde varias orquestas afirman querer trabajar pero asumen que es muy difícil poder llevarlo a cabo con seguridad. El presidente de la Asociación Galega de Orquestras se muestra tajante con respecto al futuro de todas las orquestas, con especial énfasis en las más pequeñas. «Pongámonos como nos pongamos es una actividad que no va a poder hacerse a corto plazo. Ahora se debe asegurar la protección de los trabajadores y después buscar la fórmula de poder volver de forma segura», reclama, nuevamente, Manuel Fariña.

La «nueva normalidad» continúa sin ofrecer garantías concretas a las orquestas para volver a su actividad ni protección para la supervivivencia de las empresas y del trabajador del sector. «La Xunta acaba de desarrollar unos préstamos a bajo interés, está bien, pero no es suficiente para un sector que no puede recuperar ni una sola parte de su actividad», concluye, nuevamente, el presidente de la Asociación Galega de Orquestras.

La lucha contra la pandemia no ha terminado y uno de los costes a pagar será afrontar un verano atípico y diferente. Para muchas personas del sector será el primer verano que recuerdan sin poder subirse a un escenario.

Diego Moreira: «La gente necesita un respiro, necesita música, y nosotros ayudas para poder seguir dándosela»

Adrián Vázquez/ M.O.

El guitarrista de la París de Noia afronta su primer verano sin verbenas en 14 años

Comenzó en el mundo de las orquestas y los espectáculos en 2006. Como otros tantos músicos, afronta con incertidumbre el primer verano sin poder hacer su trabajo. No obstante, está mostrando capacidad de reinvención para ofrecer actuaciones en unas circunstancias inusuales e ingenio para hacer que la verbena pueda vivirse este verano, aunque sea en lugares pequeños.

—¿Falta apoyo con respecto a otros sectores musicales?

—Somos los gran olvidados. Generamos mucha actividad económica y exigimos medidas institucionales para que podamos hacer nuestro trabajo. Es un formato más difícil de adaptar a estas circunstancias pero no pueden echarnos a un lado como si no existiéramos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El primer verano sin verbenas