Los parques infantiles de Ourense vuelven a la vida: «Avó, xa podemos xogar coa tirolina?»

La ciudad recuperó parte de su bullicio en San Lázaro o la Alameda do Cruceiro; localidades como Xinzo, Celanova y O Barco esperan reabrir los parques durante la semana

;
«El parque da un poco de pena, porque está sucio» Edgar Rodríguez, vecino de A Ponte (Ourense), regresó este lunes a los jardines infantiles de San Lázaro con su hijo

Ourense / La Voz

A media mañana de este lunes, el pequeño Xurxo Ferreiro era el verso libre que se escapaba del vacío casi general en el parque de San Lázaro. Iba de un lado a otro por los caminos entre la arboleda mientras su padre, Toni, lo vigilaba de cerca. La mitad del recinto amaneció aún cerrado, según explicó el Concello de Ourense, «por unos trabajos de pintura en los columpios». Mientras, el área de juegos que hay frente a la iglesia de San Francisco iba ganando bullicio según se acercaba la hora de comer.

«Algún día que salía de casa incluso me recordó él lo de ponerme la mascarilla», decía Toni. Xurxo tiene tres años y ya bajó con su padre del domicilio cuando se permitieron los paseos, pero para otros vecinos de la ciudad con hijos era un lunes casi de reencuentro. Con los toboganes, claro. Sebastián, el crío de Jonathan Castro y Jessica Fernández, era uno de los que correteaba por el parque de la Alameda do Cruceiro. «Y él es muy independiente, pero ya lo estaba llevando mal últimamente», contaban. 

A pocos metros de Sebastián, aparecía la sonrisa pícara de Candela, hija de Eva Seara. La madre contaba que, con el inicio del confinamiento, «la lista de excusas para explicarle por qué no bajábamos era bestial». Candela, al igual que Sebastián, se las apañaba bien para jugar a su aire pese a que no había muchos compañeros de jaleo por el parque, pero para ella tampoco pasó desapercibido lo que pasó estas semanas. «El primer día que salió a la calle ella se notaba extraña», decía Seara.

A Emilio Varela, que esperaba a su hija en el mismo parque, le tocó cuidar mientras tanto a Ari, su nieto. Venían de Bande, donde los recintos infantiles seguían precintados. Así que Ari, al ver los columpios, se lanzó al ruedo. «Eu creo que xa botaba de menos isto un pouquiño. E iso que en Bande vivimos nunha zona na que se podía camiñar porque non te cruzabas nin con un raposo», decía Emilio. Él palpa una diferencia entre quienes padecieron la cuarentena en la ciudad y zonas menos pobladas: «Para os nenos, creo que é peor estar nun piso pechado cando resides na cidade». Ari, a su lado, le consultaba: «Avó, xa podemos xogar coa tirolina?».

Con el paso de las horas también se dejaron ver los aficionados a la calistenia que entrenan en la Alameda do Cruceiro. Algunos se mostraban encantados de volver, aunque otros prefirieron esperar unos días más para regresar. No eran los únicos en volver con cierta reticencia a los parques. Edgar Rodríguez, vecino de A Ponte, seguía los pasos de su hijo Mario por San Lázaro. Hasta el momento, habían adaptado una terraza en su casa para que el pequeño disfrutase de una zona de juegos, pero Rodríguez se mostraba algo más preocupado en lo referente a tocar zonas públicas comunes «Yo era partidario de no venir hoy aquí», explicaba.

Dos operarios realizando labores de limpieza en el parque infantil del Malecón de O Barco
Dos operarios realizando labores de limpieza en el parque infantil del Malecón de O Barco

O Barco

En marcha los trabajos de desinfección. En O Barco de Valdeorras esta mañana había niños utilizando los parques del Malecón, eso a pesar de que seguían puestos los precintos de la Policía Local. Sigue vigente la prohibición de usarlos, y la reapertura será paulatina. El día en que pueda utilizarse de nuevo cada parque dependerá de que estén ya desinfectados, labores que estaban realizando esta mañana varios operarios en la zona de juegos que hay enfrente del teatro Lauro Olmo. Cada parque será limpiado y desinfectado, y se colocará un cartel con el aforo y las medidas de seguridad que marca la Xunta. Además, «recoméndase aos usuarios dos recintos o uso da xel desinfectante antes e despois do uso das instalacións, ao tempo que se lembra a necesidade de cumprir as normas xerais en materia de distanciamento e uso de máscaras», explicaba el gobierno local a través de un comunicado. El regidor, Alfredo García, ahondaba en la idea de que cumplir las medidas para reabrir los parques (los infantiles y también el skate park) supone «un intenso traballo de organización por parte do Concello, que non pode asumirse dun día para outro ademais dun custo importante». Aludía a que solo han pasado dos días desde que la Xunta publicó las medidas, lo que calificó de «moi pouco tempo para poder abrir todos os parques do municipio». En todo caso, avanzó que los trabajos buscan que los parques puedan reabrir lo antes posible.

Xinzo de Limia

A lo largo de esta semana. En Xinzo de Limia todavía no tienen fecha de reapertura de los parques infantiles. Hay varias instalaciones en el territorio municipal que tienen que ser limpiadas y acondicionadas antes de que los niños puedan volver a disfrutar de ellas. «Temos que limpar o chan e os xogos, e poñer a cartelería», explicaba la alcaldesa, Elvira Lama, que remarcaba el hecho de que la Xunta publicó las normas el sábado, lo que hizo imposible tenerlos listos para hoy. «Nós non temos btrigadas que traballen na fin de semana, así que aínda non se poudio facer o traballo», añadía Lama, que avanzaba que, no obstante, el gobierno trabaja con la previsión de reabrir los parques esta semana.

verín

Hacia el fin de semana. En el Concello de Verín trabajan en la reapertura de los parques infantiles, que previamente deberán ser desinfectados. Sin tener una fecha señalada, el teniente de alcalde, Diego Lourenzo, avanzaba que será «cara a fin de semana».

El parque de Fontei en A Rúa está precintado
El parque de Fontei en A Rúa está precintado

A RÚA DE VALDEORRAS

Parques con precinto. En el parque de Fontei en A Rúa de Valdeorras no había nadie a última hora de la mañana, y en la puerta seguía puesto el precinto de la Policía Local que impide el paso a la instalación.

O CARBALLIÑO

Preparando el nuevo escenario. En la villa carballiñesa el Concello ha iniciado los trabajos para adaptar los parques infantiles a la nueva normativa. El arquitecto y trabajadores municipales están realizando las mediciones para poder calcular el número de personas que puede estar en cada uno de los parques municipales -se deberá contar con cuatro metros cuadrados disponibles por persona- y valorar cómo se deberán realizar las obligatorias medidas de desinfección y limpieza, así como la instalación de dispensadores de gel. En principio se trabaja con la previsión de abrir los parques infantiles al público la próxima semana.

BARBADÁS

Se anunciará en estos días. La previsión del Concello pasa por anunciar este martes los parques infantiles que están a disposición de los niños para su uso. En la jornada del lunes se estuvo trabajando para la puesta a punto de los recintos de cara a que los mismos cumpliesen con la nueva normativa.

RIBADAVIA

En funcionamiento. El Concello de la capital de O Ribeiro ya tiene abiertas al público las instalaciones infantiles del municipio.

ALLARIZ

Por ahora, no. El Concello de Allariz espera a la celebración de una reunión de la Fegamp, prevista para este martes, para tomar una decisión. De momento, la alcaldesa Cristina Cid (BNG), se declara «estupefacta» porque la Xunta no abra sus propios centros de día y escuelas infantiles e indique que sí se pueden utilizar parques o celebrar verbenas, donde la regidora considera que la normativa de separación social y sanitaria es de más difícil cumplimiento. Por ahora no abrirán los parques.

CELANOVA

Apertura en unos días. Desde el Concello de Celanova se apunta a que el parque infantil de As Triguerizas se reabrirá dentro de unos días, cuando se terminen los tratamientos que se están haciendo en el recinto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los parques infantiles de Ourense vuelven a la vida: «Avó, xa podemos xogar coa tirolina?»