Will Steffen:«No se puede descartar un colapso del sistema socioeconómico global»

Xavier Fonseca Blanco
xavier fonseca REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

Will Steffen se encuentra confinado en su casa de Canberra (Australia).
Will Steffen se encuentra confinado en su casa de Canberra (Australia).

El experto mundial del cambio climático asegura que la crisis del coronavirus llega por no escuchar a la comunidad científica

31 ago 2021 . Actualizado a las 19:41 h.

En el 2018 la revista estadounidense Proceedings of the National Academy of Sciences, una de las más influyentes del planeta, publicó un artículo que propone que la actividad humana está conduciendo al clima a un escenario al que los científicos se refieren como «Tierra invernadero». Al ritmo actual de emisiones de dióxido de carbono y metano, podría producirse una cascada de eventos en el sistema climático que elevarían la temperatura media global por encima de 3 grados. Aquella publicación generó un enorme impacto en el mundo académico. Desde entonces el discurso medioambiental incluye términos como «retroalimentación» y «emergencia». Will Steffen es uno de los autores principales. Confinado en su casa de Australia, el climatólogo lamenta que no se haya escuchado a los científicos que advertían sobre una inminente pandemia. Desde el corazón de su país lanza a través de La Voz una advertencia. «Si la humanidad también hace oídos sordos de la amenaza climática, vamos a un desastre sin precedentes».

-¿Que tal lleva el confinamiento?

-Aquí en Camberra tenemos un fuerte bloqueo. No podemos abandonar el territorio de la capital australiana. Así que estoy trabajando desde la oficina de mi casa. Uso el correo electrónico y el Skype. Definitivamente es un ritmo más lento de lo normal, pero esto me permite tener más tiempo para reflexionar.

-¿Sobre qué?

-Esta pandemia demuestra que la política ha ignorado a los expertos que alertaban sobre una inminente crisis sanitaria. Debemos aprender dos lecciones. Primero, escuchar a la ciencia, y segundo, actuar antes de que algo se vuelva difícil de controlar. Ahora tratamos de aplanar la curva de contagios lo antes posible. Desafortunadamente, nos estamos quedando sin tiempo para aplanar la curva del clima.