Así daña el coronavirus los pulmones y otros órganos

En los casos más graves, además de insuficiencia respiratoria, el nuevo virus puede provocar daños en el corazón, el hígado y los riñones

Vista en VR de un paciente infectado con coronavirus
Vista en VR de un paciente infectado con coronavirus

Redacción

Una de las razones por las que muchos pacientes infectados por coronavirus deben ser hospitalizados se debe a que, una vez en el organismo, el virus llega a los pulmones, causa una dificultad para respirar y puede terminar en neumonía. Sin embargo, en los casos graves, puede llegar a afectar también a otros órganos.

Un vídeo de realidad aumentada realizado a un paciente de 59 años, que llevaba una semana ingresado en el hospital universitario George Washington, se puede ver claramente cómo el coronavirus ha causado una infección en los pulmones. Esto es lo que sucede.

Una capa color verde aparece en varias partes del tejido pulmonar: son los alveolos inflamados a causa del COVID-19. Y es también la clave para conocer por qué puede causar daños en el corazón, en los riñones y también en el hígado.

Algunos días antes de las imágenes, el paciente no presentaba ningún síntoma, explica Keith Mortman, Jefe de Cirugía Torácica en el hospital George Washington. «Lo que estamos viendo es que hubo un rápido y progresivo daño en los pulmones», dice el experto, que no es aislado, sino que es «un daño severo y difuso en ambos pulmones». Y, si esa inflamación no cede con el tiempo, puede crear un perjuicio en la capacidad de respirar a largo plazo, agrega el especialista.

Lo que padecen los pacientes de coronavirus graves es lo que se conoce como Síndrome de dificultad respiratoria aguda. En condiciones normales, el oxígeno entra al cuerpo, llega hasta los alvéolos pulmonares, de ahí pasa al torrente sanguíneo, va al corazón, y se distribuye al resto de los órganos. Sin embargo, cuando hay una inflamación, como sucede cuando el coronavirus llega a los pulmones, el epitelio, esa fina capa que separa a los alvéolos pulmonares de la sangre, comienza a hacerse más gruesa: «Es como una capa de moho en una pared», explica al New York Times el Director de Patología Pulmonar de la Clínica Cleveland, Sanjay Mukhopadhyay, que impide que el oxígeno llegue a la sangre y hace que los órganos comiencen a sofocarse.

 

Así, según un estudio publicado por la revista The Lancet y que cita El País, el COVID-19 «no solo es capaz de causar neumonía, sino que también puede causar daños en otros órganos como el corazón, el hígado, y los riñones, así como también en la sangre y en el sistema inmunológico».

Sistema inmune

La reacción de este sistema es la que podría causar los fallos en otros órganos. Según explica un estudio en 99 pacientes tratados en Wuhan, «las partículas de virus se propagan a través de la mucosa respiratoria e infectan otras células, inducen una tormenta de citoquinas en el cuerpo, generan una serie de respuestas inmunes y causan cambios en los glóbulos blancos periféricos y las células inmunes como los linfocitos» y finalmente deriva en una falla orgánica múltiple. Esto sucede ya que, al tratarse de un patógeno desconocido, el sistema inmunológico puede tener una reacción exagerada, y ocasionar esos cuadros más graves de insuficiencia respiratoria, había explicado a La Voz el inmunólogo del Hospital Universitario de A Coruña, Ricardo Rojo.

Corazón

Otro de los órganos que puede verse afectado es el corazón. Tras ser ingresado en cuidados intensivos, un paciente de 69 años sin patologías previas presentó fallos cardíacos y, luego de 11 días, murió por un infarto. Las posibles causantes de ese fallo, explica El País, son las citoquinas liberadas desde los pulmones tras la inflamación, que pueden afectar al miocardio o a las arterias coronarias, y terminar ocasionando el infarto.

Además, debido a que los pulmones no pueden oxigenar la sangre normalmente, el corazón debe bombear más rápido y el estrés ocasionado termina también por dañarlo.

Riñones

Varios pacientes estudiados presentaron además daños severos en los riñones, lo que deriva en una insuficiencia renal. Al igual que los pulmones, el COVID-19 provoca una infección en el riñón, dañando el órgano e inflamando su sistema de filtrado.

Hígado

Según los estudios realizados a pacientes en Wuhan, el coronavirus puede provocar también lesiones en el hígado, derivado de la falta de oxígeno y de los medicamentos utilizados.

Recto

Si bien no es el síntoma más común, algunos pacientes pueden presentar diarrea, lo que sugiere que el coronavirus puede llegar también a los intestinos. Se trata de una enfermedad grave, describe el Jefe de Cirugía Torácica en el hospital George Washington, que genera un daño serio y que, si bien puede provocar mayores daños en los mayores, no discrimina a las personas por su edad, y cada vez se ven más casos de jóvenes hospitalizados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
25 votos
Comentarios

Así daña el coronavirus los pulmones y otros órganos