Dos de cada diez contagiados se han curado, pero las uci rozan el límite

El número de víctimas mortales comienza a estabilizarse pese a alcanzar ya las 6.528

Personal sanitario en el Chuac
Personal sanitario en el Chuac

redacción / la voz

Al día más negro de la semana, con el aumento de 832 muertes registrado el sábado, le siguió otro aún más oscuro: 838 nuevas bajas elevaban a 6.528 el número de víctimas mortales en España por el brote de coronavirus. En términos absolutos, la evolución de fallecidos es mayor según pasan las horas. En términos relativos, sin embargo, el incremento de un día para otro es cada vez más bajo, y a esa circunstancia se agarran las autoridades sanitarias para ver la salida de la pandemia cada vez más cerca. «La epidemia es muy probable que esté evolucionando correctamente», aseguró ayer, durante su balance diario, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón.

El contenido optimismo del rostro más reconocible en la respuesta al virus también parte de la creciente estabilización del número de casos y del aumento de las altas en los hospitales. Nunca hasta el domingo se había producido un incremento en los nuevos contagios tan bajo, tan solo el 9 %, encadenando así cinco días reduciendo la tendencia ascendente. Dos de cada diez casos son dados de alta, «una cifra importante» y, destacó Simón, «alentadora». «Nuestros casos se van progresivamente recuperando, eso es una muy buena noticia», valoró. Pese a ello, Simón advirtió sobre el posible efecto del fin de semana en las cifras, que podría provocar que la reducción pudiera ser menor a lo observado.

El jefe de emergencias de Sanidad celebró que el número de personas a las que un contagiado transmite el virus «se esté acercando a uno» gracias a las medidas de distanciamiento social. Según varios estudios, un paciente infectado puede pasar el virus a otras tres personas de medida si no se toman precauciones. «Es importante seguir manteniendo una tensión importante en las medidas de control, porque al margen de cómo siga la epidemia, el punto crítico es que las ucis no lleguen a colapsarse», insistió, añadiendo que si se reducen aún más los movimientos gracias al confinamiento total bajaría considerablemente también la posibilidad de contagio y, con ello, la saturación de los cuidados intensivos. 

Uci en riesgo de colapso

A pesar de que Fernando Simón insistió en que «todos» los indicadores estadísticos sobre el coronavirus van «en la buena dirección» -y reiteró que algunos lo hacen «en muy buena dirección»-, el constante diagnóstico de nuevos positivos aumenta la presión en las ucis, con seis comunidades autónomas en riesgo de saturación. Ayer aumentaron en 400 los ingresos en uci, donde se encuentran 4.907 pacientes.

Sin citar cuáles, Simón añadió que son seis las comunidades al límite de su capacidad en estas unidades y otras tres «que están creciendo» hacia esa situación, circunstancia frente a la que se están aplicando mecanismos de solidaridad entre regiones «que permiten que recursos médicos pasen de unas a otras». «Es mejor que si las comunidades autónomas quieren dar información detallada de su situación las den ellas mismas», zanjó. Con la curva de contagios y la de fallecidos allanándose conforme pasan los días, el principal reto por delante es ahora evitar el colapso de las ucis. «El punto crítico es ahora garantizar que no lleguen a la saturación», remarcó Simón.

Sanitarios afectados

El responsable de Emergencias reconoció que España cuenta con una cifra elevada de profesionales sanitarios afectados «en comparación con otros países», si bien advirtió de que «en general son casos más leves», ya que su tasa de ingreso hospitalario es del 8,8 % frente al 42,5 % en el resto de pacientes. «Nuestro sistema requiere de los profesionales para funcionar. Tienen que estar sanos y no suponer un peligro para los pacientes», argumentó, resaltando la necesidad de hacer «con más frecuencia» pruebas a los sanitarios en el ámbito hospitalario. «El objetivo es que el personal se reintegre lo antes posible a su servicio», justificó Simón, que defendió una «reposición constante» del material protector contra el virus.

Castilla-La Mancha, La Rioja y Cantabria podrían superar su capacidad total

A pesar de que Fernando Simón descartó identificar qué tres comunidades están al límite de saturar sus unidades de cuidados intensivos, los datos de ingresados por autonomía permite analizar cuáles están a punto de rebasar el 100 % de capacidad. Madrid, con 1.429 ingresados en estos servicios, es la que más tiene, seguida de Cataluña, con 1.391. A continuación figuran Castilla-La Mancha, con 299; Castilla y León, con 278, y el País Vasco, con 271.

En La Rioja, la más afectada por número de contagiados por coronavirus por habitante, hay 43 pacientes. Si se tiene en cuenta que solo cuenta con 29 camas disponibles para esta atención sanitaria —según datos del Ministerio de Sanidad—, la ocupación se habría superado en un 48 %. Castilla-La Mancha, con 168 camas, tendría actualmente una ocupación del 178 %, la comunidad con mayor saturación de sus ucis. En tercer lugar, Cantabria, con 40 ingresados en 40 camas, habría alcanzado el 100 %.

Tanto estas tres comunidades como Melilla no proporcionaron datos actualizados sobre la cantidad de puestos en sus ucis, por lo que podrían contar con una capacidad mayor sin haberlo notificado. En el caso de la Comunidad de Madrid, por ejemplo, se incrementaron ayer las camas hasta las 1.745, una cifra superior al número de pacientes graves de coronavirus. En Galicia, tras elevar los puestos en uci a 274, la ocupación estaría por debajo del 45 %. El número de pacientes ingresados en uci en España en las últimas 24 horas se incrementó en 400 casos, alcanzando un total de 4.907 personas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Dos de cada diez contagiados se han curado, pero las uci rozan el límite