Una semana marcada por la lluvia

Las precipitaciones serán persistentes este lunes en la costa, aunque los vientos del sudoeste suavizarán las frías temperaturas de los últimos días


redacción

Después de unos días de cielos despejados con temperaturas frías y heladas en distintos puntos de la comunidad, Galicia pasará a una situación meteorológica dominada esta semana por las bajas presiones, con lluvias, intensas en algunos casos, vientos del suroeste y temperaturas más suaves. El cambio de tendencia se inició tímidamente ayer, pero será hoy cuando se manifieste en toda su intensidad.

Lo que ocurrirá este lunes será un anticipo de lo que se espera para el resto de la semana, en la que los modelos muestran un panorama marcado por las lluvias de distinta intensidad al menos hasta el jueves. Esta jornada las precipitaciones serán persistentes de intensidad moderada a fuerte, especialmente en el oeste de Galicia, con el epicentro en la provincia de Pontevedra, sobre todo a partir de la segunda mitad del día, que es cuando se esperan los mayores aguaceros.

La tónica se mantendrá el martes, aunque probablemente con una intensidad menor. Así que no quedará otra que volver a coger el paraguas.

A cambio, el frío de la semana anterior perderá su fuerza y las temperaturas se suavizarán con los vientos procedentes del sudoeste. Tanto las mínimas como las máximas experimentarán una subida y no se esperan heladas. Eso sí, aunque no se esperan alertas por viento, las rachas serán fuertes, especialmente en el litoral de la comunidad y en las zonas altas.

Alertas en el mar

La benignidad de las temperaturas, sin embargo, tendrá su contrapunto con la situación que se espera en el mar. Para este lunes se anuncia un aviso amarillo, con vientos del suroeste de fuerza siete, sobre todo en el noroeste de A Coruña. La situación aún será el martes, en el que la alerta pasa al nivel naranja. En este caso habrá mar de fondo en el norte, con olas de cuatro a cinco metros, situación que se agravará en la Costa da Morte y en el noroeste de A Coruña, donde se esperan olas de seis metros.

A quien las condiciones meteorológicas han dado un respiro ha sido a la zona del Mediterráneo, azotada en los últimos días por la borrasca Gloria. De hecho, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) desactivó ayer todos los avisos. En su predicción para el conjunto de la península prevé intervalos nubosos y un ascenso de las temperaturas en gran parte del país.

En concreto, el cielo estará nuboso de madrugada en el noreste peninsular, interior del tercio oriental, Baleares, área del Estrecho y Melilla, con posibilidad de algunas precipitaciones débiles, más probables en el Pirineo y sierras del noreste de Andalucía.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Una semana marcada por la lluvia