«Necesitaba un coche, o vello quedará para o traballo e o Audi para pasear»

María Teresa Tarrío, ganadora del segundo Audi A1 que sortea La Voz, es la propietaria de la churrería O Burato de Melide y fiel lectora de La Voz desde hace 45 años


santiago / la voz

La fidelidad ha tenido premio para María Teresa Tarrío Peón, que tras 45 años comprando cada día dos ejemplares de La Voz de Galicia para su establecimiento de hostelería, la famosa churrería O Burato de Melide, ha logrado ganar por fin un premio. Y qué premio, nada menos que el Audi A1 que sortea este periódico y que ayer se lo entregó en el concesionario Bonaval de Santiago su responsable de ventas, Juan Jamardo. «Levo toda a vida xogando a todo, cada semana gasto 20 euros na Primitiva e na Bonoloto e nunca me tocou nada, así que estou moi contenta», apunta con una sonrisa.

Acude al concesionario acompañada de un hermano y su cuñada y de un primo, Rubén, un joven de 29 años que trabaja con ella en la churrería. Desde el interior del flamante coche, reconoce que le va a venir muy bien porque el que conduce ya tiene unos años. Concretamente, 15. «A verdade é que necesitaba un coche, o vello quedará para o traballo e o Audi para pasear», explica.

 «Algún paseo voulle dar»

Los Tarrío Peón son una familia bien avenida y María Teresa es consciente de que el coche tiene muchos pretendientes y no pondrá problemas para compartirlo. «Algún paseo voulle dar», le advierte Rubén, a lo que la ganadora responde con un «non, se o coche parado non vai estar» mientras intercambian el puesto al volante.

De los 45 años como lectora fiel de La Voz, los últimos quince han sido como suscriptora. María Teresa explica que ha cubierto muchos cupones y que ha participado en todos los sorteos del Audi de La Voz. Esta edición del concurso parece especialmente aliada con Santiago, porque los dos A1 que se han entregado han tocado en el área que engloba la delegación compostelana del periódico y ambos en Bonaval. «La verdad es que sí, que llevamos dos de dos y estoy seguro de que vamos a hacer tres de tres porque también vamos a entregar el próximo coche», aventura el responsable de ventas del concesionario.

A María Teresa y su familia les ha encantado el A1. Les parece un coche bonito y bien equipado. «Encántame como cheiran as tapicerías novas», exclama la cuñada de la ganadora cuando se anima a entrar al interior del vehículo.

Con 64 años de edad y muchos trabajando en la churrería de Melide, María Teresa está ya a punto de jubilarse. «Xa queda pouco», advierte. La familia seguirá con la churrería y ahora están construyendo un hotel anexo que pronto se llenará de turistas y peregrinos. Cuando cuelgue el mandilón y deje de elaborar el mejor chocolate con churros de la zona también le llegará la jubilación a la furgoneta que conducía. Seguro que los próximos serán años de sacarle mucho partido al nuevo A1 porque tendrá más tiempo libre. Eso sí, ya advierte que no por haber ganado dejará de participar en el concurso de La Voz. «Vou seguir cubrindo cupóns, a ver se agora que xa me tocou, volvo ter sorte», señala. Precedentes hay, ya que a otro lector, Francisco Javier Cerviño, le tocaron dos coches en el 2008 y el 2017 y sigue jugando en busca del tercero.

Más información en tuproximocoche.com

El garaje donde se esconden los tesoros que explican la historia de Audi

juan lojo

Hay garajes en los que se aparcan coches, pero en el de Carlos Piay también se esconden tesoros. Este apasionado por los automóviles clásicos y en especial por los Audi, muestra con orgullo sus dos joyas: un DKW Auto Union F8 de 1939 y un modelo 80 de 1974.

Si hay una empresa pionera en trabajar con las sinergias que hoy en día caracterizan a la mayor parte de los fabricantes de automóviles, esa es Audi. De hecho, la marca alemana, que ha llegado a la actualidad formando parte de un grupo del que también particpa Seat, VW y Skoda, surgió en los años treinta del trabajo conjunto de cuatro firmas: en los primeros coches de Autounion la tracción delantera la ponía DKW, los motores eran de Wanderer y las carrocerías las servía Horch, el sello que se identificaba con el lujo dentro de la gama. El DKW Auto Union F8 de 1939 de Carlos Piay es un libro abierto sobre los inicios de la empresa de los cuatro aros.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Necesitaba un coche, o vello quedará para o traballo e o Audi para pasear»