Disney+ advierte del contenido racista y anacrónico de algunos de sus clásicos

Las compañías aprovechan la conversión al «streaming» para limpiar contenidos


redacción / la voz

Revisar los clásicos del cine y la televisión desde la perspectiva del siglo XXI demuestra cómo algunas historias perviven con los años, mientras que otras no resisten el paso del tiempo. El traslado de los formatos tradicionales a las plataformas digitales está siendo aprovechado por algunos servicios para hacer limpieza o prevenir al espectador de la presencia de contenidos controvertidos. Después de que en los últimos meses se consideraran distintas opciones para abordar la nueva vida digital de producciones de otra época, la recién estrenada plataforma Disney+, que debutó el pasado martes en Estados Unidos, ha optado por respetar la mayor parte de sus creaciones advirtiendo al espectador de los anacronismos.

«Este programa está presentado como se creó originalmente. Puede contener representaciones culturales anticuadas», avisa un mensaje que precede a grandes títulos como Dumbo (1941), Peter Pan (1953), La dama y el vagabundo (1955), El libro de la selva (1967) y Los aristogatos (1970).

La más célebre de estas escenas es aquella en la que el elefante de grandes orejas conoce a un grupo de cuervos que le dan una pluma para que pueda volar, momento conocido por su canción When I See An Elephant Fly. Esta banda de pájaros tiene como líder a Jim Crow, que hace referencia a las leyes del mismo nombre dictadas por los estadounidenses blancos para promulgar la segregación racial en las instalaciones públicas bajo el lema «separados pero iguales».

De Peter Pan se ha criticado su representación de los indios nativos americanos en su escena de What Made the Red Man Red y en La dama y el vagabundo chirrían los estereotipos asiáticos aplicados a los dos malvados gatos siameses. El característico rey Louie de El libro de la selva es un simio que habla con la jerga de los músicos negros de jazz.

Una de las opciones que se barajó al principio para abordar este pasado fue la de editar de nuevo las películas eliminando las escenas espinosas en las copias subidas a la plataforma de streaming, pero finalmente se ha optado por conservar los originales y colocar una advertencia en la mayor parte de sus productos más peliagudos. La que no llegará al nuevo catálogo de Disney+ ni con advertencia previa será la conflictiva Canción del sur, una cinta de 1946 que combinaba animación y acción real y presentaba una visión complaciente de la relación entre los blancos y sus esclavos negros a través de historias narradas por uno de ellos.

La reconversión de Disney al mundo del streaming ha generado 10 millones de suscriptores en su primer día en Estados Unidos, pero también ha levantado protestas por algunos cambios técnicos en productos de culto como Los Simpson. La compañía ha adaptado la serie de animación al formato panorámico estirando la imagen con respecto a la proporción 4:3 con que se crearon los episodios durante casi veinte temporadas. Esto hace que ahora parte del contenido quede fuera de la pantalla y que, en algunas ocasiones, los chistes gráficos se pierdan.

Dentro de su intención de eliminar el contenido políticamente incorrecto, la plataforma incluye en su catálogo la serie de Los Simpson con sus tres décadas al completo excepto un episodio, aquel en el que Michael Jackson doblaba la voz de un personaje.

La llegada del streaming está suponiendo un proceso de reconversión en varios servicios que supone eliminar material de archivo que no se adapta a los cánones actuales. En el Reino Unido, el nuevo servicio BritBox, que acaban de lanzar conjuntamente la BBC y la ITV, no incluye las series propias clásicas cuyo contenido se considera inaceptable desde la óptica de hoy. Series como Till Death Us Do Part, de la BBC, y Love Thy Neighbour, de la ITV, no están disponibles. Mientras tanto, episodios suelto de otros títulos que contravienen puntualmente los estándares modernos se mantienen, aunque con las oportunas advertencias sobre el lenguaje ofensivo.

Este es el impresionante catálogo de Disney+

M. Pérez
Tráiler de la serie «The Mandalorian»

La plataforma desembarcará el 31 de marzo en España, con un precio aún por determinar

Ya hay fecha oficial: Disney+ desembarcará en España el próximo 31 de marzo. El grupo Walt Disney lo confirmaba en su cuenta oficial de Twitter apenas unos días antes de que esté disponible en Estados Unidos, Canadá y Holanda donde comenzará a funcionar el 12 de noviembre. Habrá que esperar cuatro meses para que esta nueva plataforma se una a las que ya funcionan en España. Salvo novedades, el escenario de contenidos de entretenimiento bajo demanda se completará en el primer semestre del 2020 con la irrupción de HBOMax, aún sin fecha oficial de puesta en marcha. Ese mismo día estará disponible en Reino Unido, Alemania, Francia e Italia, tal y como confirmó el grupo Walt Disney.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Disney+ advierte del contenido racista y anacrónico de algunos de sus clásicos