Aemet eleva a naranja la alerta por lluvia en Galicia

Los registros podrían superar los 80 litros por metro cuadrado

Las  consecuencias del temporal de lluvia y viento en Santiago
Las consecuencias del temporal de lluvia y viento en Santiago

Galicia ya percibe los efectos de una nueva borrasca, la segunda en 48 horas. La última no solo dejó registros muy destacados de lluvia sino que incluso generó la primera nevada del otoño en la montaña de Ourense.

 

El frente que atraviesa este miércoles la comunidad también es bastante activo y descarga  con fuerza en las provincias atlánticas. La Agencia Estatal de Meteorología ha elevado los avisos que afectan al litoral de A Coruña y Pontevedra. Se pueden acumular más de 80 litros por metro cuadrado en 12 horas y hasta 15 en solo sesenta minutos. MeteoGalicia incluye también al sur de Ourense en su mapa de zonas donde puede precipitar con fuerza. En lo que va de día ya se acumularon más de 50 litros por metro cuadrado en algunas localidades como en Zas. 

La borrasca localizada al oeste de Irlanda favorecerá que soplen vientos intensos de componente sur. En la costa norte de A Coruña y Lugo las rachas superarán con facilidad los 80 kilómetros por hora. Hay, además, un aviso amarillo por mar de viento en todo el litoral según Aemet, que MeteoGalicia eleva a naranja. En Viveiro ya se han registrado vientos de 130 km/h. 

El jueves y el viernes se espera una situación de transición. Caerán chaparrones intermitentes y generalizados, que serán más frecuentes en la mitad oeste. Las temperaturas mínimas seguirán descendiendo y la máximas permanecerán sin grandes novedades, por tanto con valores propios de la época del año, entre los 16 y 18 grados.

En cuanto al fin de semana, los modelos meteorológicos siguen apostando a que habrá un corredor de isobaras que permitirá conectar el círculo polar ártico con la comunidad gallega. Será la primera vez en el otoño que se registre este tipo de configuración atmosférica. A mediados de octubre, el aire polar ya está frío pero, no tanto como en el invierno.

El fin de semana se esperan anomalías térmicas negativas (valores por debajo de la media)
El fin de semana se esperan anomalías térmicas negativas (valores por debajo de la media)

El pasillo de isobaras se traducirá en vientos del noroeste que se encargarán de trasladar la masa de aire gélido y marítima. Esto propiciará inestabilidad atmosférica que dará lugar a chubascos generalizados que podrían venir acompañados de granizo y aparato eléctrico.

¿Vuelve el anticiclón?

Ahora mismo las altas presiones están retiradas hacia el sur, lejos de Galicia. Desde esta posición dejan la puerta abierta para que las borrascas afecten a la comunidad, como sucede actualmente. El fin de semana saldrá de su breve letargo y comenzará a ascender en latitud. Primero será una de las piezas que crearán el corredor de aire frío, aunque la semana que viene podría situarse al norte de la Península.

Los modelos señalan que la semana que viene podrían registrarse máximas por encima de la media
Los modelos señalan que la semana que viene podrían registrarse máximas por encima de la media

Si finalmente se confirma esa situación, el anticiclón de las Azores volvería a generar un tiempo mucho más estable que el de esta semana. Incluso podría darse el caso de que asciendan las temperaturas máximas hasta alcanzar valores algo más elevados de lo que suele ser habitual en esta época del año. Eso sí, las noches anticiclónicas siempre serán más frías. Las mínimas serían, por tanto, bajas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Aemet eleva a naranja la alerta por lluvia en Galicia