La aventura como terapia para el síndrome de Asperger

Experientia es pionera en estos campamentos terapéuticos, a los que acudirán 30 jóvenes gallegos a lo largo de este verano


La Voz

Es el tercer año de Aventúrate, un campamento para jóvenes con síndrome de Asperger. Distribuidos en dos turnos, treinta chicos de entre 13 y 25 años, se lanzan a disfrutar de una semana terapéutica de aventura en la casa rural Dharma Gaia, en Irixoa (A Coruña). Organizada por la Asociación Experientia para la Asociación Galega de Asperger (Asperga), este programa busca trabajar las habilidades cognitivas, afectivas y conductuales beneficiándose de la influencia positiva de la naturaleza. «No todos son capaces de sentarse en una sala de terapia y hablar de lo que les pasa», justifica Natalia Ruiz, psicóloga y coordinadora del programa. La metodología de este campamento es innovadora y pionera en España, ya que solo la pone en práctica esta asociación.

«Se nos ocurrió la idea de hacer este programa porque había muchos chavales que habían sufrido experiencias negativas en otros campamentos, o se encontraban con que no tenían los medios necesarios para atenderlos», explica Ruiz. En este caso, el equipo está formado enteramente por profesionales de la salud, desde psicólogos a educadores sociales. «Contamos también con la ayuda y colaboración de personal de Asperga, que ya conocen a los chicos», señala.

Las actividades, siempre adaptadas a ellos, son muy variadas: desde tiro con arco, kayak e hípica hasta rutas de senderismo y una jornada de acampada fuera del albergue de Irixoa.

Los beneficios que reciben estos jóvenes son varios, pero sobre todo destacan que «la sociedad, e incluso ellos mismos, se ponen barreras que aquí [en el campamento] ven que sí pueden superar. Son capaces de hacer cosas que pensaban que no podían», explica Natalia. Entre los objetivos siempre incluyen que los chicos consigan establecer relaciones sociales saludables. Los resultados son muy buenos: «El primer año participó en el programa un joven de 21 años que no tenía ninguna amistad. Al acabar el campamento ya tenía un grupo de amigos que todavía mantiene», añade.

Síndrome de Asperger

El síndrome de Asperger es un trastorno del espectro autista que afecta de 3 a 7 personas por cada 1.000 nacidos, cuya característica principal es la alteración de la interacción con otras personas, con una dificultad para comprender las normas sociales. «Por ejemplo, es normal que no entiendan por qué hay que saludar al llegar a un sitio», ejemplifica Ruiz. Precisamente uno de los aspectos que más trabajan en este campamento terapéutico es que los participantes potencien su autonomía «para poder aplicar lo que aprendan ahí en su día a día».

En Aventúrate cada uno avanza a su ritmo. «En la actividad de escalada, ponerse el casco y el arnés ya es todo un logro para alguno», dice. Y es que, el objetivo no es realizar la actividad, «sino trabajar el proceso». Y ahí lo consiguen, con creces.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La aventura como terapia para el síndrome de Asperger