La familia real Noruega aprueba la relación de Marta Luisa y el chamán

Martín Bastos

SOCIEDAD

Lise Aserud | EFE

La princesa hizo público su noviazgo con Durek Verret

17 may 2019 . Actualizado a las 07:39 h.

Marta Luisa de Noruega siempre ha sido un verso libre. Lo fue cuando se casó con el polémico Ari Ben, padre de sus dos hijos y del que se divorció en el 2016 tras catorce años de matrimonio. Y lo es ahora con su nueva relación, Durek Verret, un chamán estadounidense que ha asesorado a estrellas como Gwyneth Paltrow. Después de que uno de los principales periódicos del país pidiese en un editorial que la princesa renunciase a sus derechos reales al poco de conocerse la relación, Marta Luisa se ha mostrado firme y ha negado que vaya a tomar esa decisión. «No es algo que considere. Soy parte de esta familia y lo seré siempre», dijo Marta Luisa en una entrevista en el programa Buenos días, Noruega, según recoge la agencia EFE.

Lise Aserud | EFE

«He pasado por esto muchas veces antes. No es peor ahora, quizás más intenso, porque ha sido en pocos días», apostillaba, recordando otras ocasiones en las que también fue objeto de críticas por su vida privada. Se defendió además de las que la acusan de aprovechar su papel como miembro de la familia real para promocionar su gira y recordó que ella no recibe sueldo del estado. «Soy una princesa y he nacido en esta familia. He elegido este estilo de vida y es mi forma de ganar dinero. Otros que hacen cosas similares también ganan dinero por ello», aseguró.

Marta Luisa aseguró que ya ha presentado a sus padres, los reyes Harald y Sonia de Noruega, a su nueva pareja. «Son encantadores, increíbles. Fue la experiencia más bonita de mi vida», dijo de los padres de su novia Verret. El chamán ha desmentido que asegurase que pudiese curar la leucemia, entre otras enfermedades, y simplemente afirma que su papel es ejercer de intermediario entre el mundo físico y el espiritual. Además añade que la meditación y comer sano ayudan a ralentizar el envejecimiento.