Salen a la luz las frases subidas de tono de Jeff Bezos a su amante

La revista National Enquirer siguió y grabó durante cuatro meses los encuentros del dueño de Amazon con la periodista

Jeff Bezos y Lauren Sánchez
Jeff Bezos y Lauren Sánchez

redaccion

«Te quiero oler, te quiero respirar. Quiero mostrarte mi cuerpo, besarte los labios, te amo. Estoy enamorado de ti», el remitente de este mensaje es Jeff Bezos, y la destinataria, su por entonces amante secreta, Lauren Sánchez. 

En tan solo 48 horas la vida privada de la persona más rica del mundo ha pasado a ser de dominio público y ha hecho tambalearse la imagen de «hombre de familia» que Bezos siempre quiso transmitir. 

Una investigación periodística ha revelado todos los secretos de la relación entre el fundador de Amazon y la presentadora de televisión mientras ambos seguían casados. 

La revista National Enquirer  siguió durante cuatro meses a Bezos y Sánchez a lo largo de cinco estados cubriendo más de 64.300 kilómetors. La publicación dedica 11 páginas a dar todo tipo de detalles sobre sus encuentros privados, fotografías incluidas. 

La revista asegura que todo estalló cuando la mujer de Bezos, MacKenzie, vio algo raro en los registros de su avión privado. En muchos vuelos había una única pasajera: Lauren Sánchez. 

La imágenes que acompañan al reportaje no dejan lugar a dudas y se puede ver a la pareja besándose y paseando de la mano en diferentes y exóticos destinos. Uno de los detalles más escabrosos que se pueden leer en el National Enquierer narra cómo Bezos se encontró con su amante en la habitación del mismo hotel en el que, solo unas puertas más allá, estaba su familia.

Pero la publicación de la vida privada del dueño de Amazon va todavía más allá. Mensajes subidos de tono y selfies de contenido erótico copan esas 11 páginas. «¿Tu sabes lo que quiero? Quiero emborracharme un poco contigo esta noche. No de caerme. Solo un poco borracho. Quiero hablar contigo y planear cosas contigo. Escucharte y reírnos... Básicamente ¡¡¡QUIERO ESTAR contigo!!! Luego quiero quedarme dormido contigo y levantarme mañana y leer el periódico contigo y tomar un café contigo», escribía bezos a Sánchez en unos mensajes que van subiendo de tono hasta llegar a esto: «Te echo de menos. Quiero besarte ahora mismo y penetrarte lenta y suavemente. Y tal vez por la mañana te despierte y no sea tan amable contigo».

La revista publica también algunas de las fotografías que se intercambiaban en las que Bezos aparece semidesnudo delante de distintos espejos  y, asegura, que el hombre más rico del mundo también le enviaba a su amante fotos de sus genitales que la publicación no adjunta «por ser demasiado gráfica». 

Lauren Sánchez está casada con Patrick Whitesell, uno de los hombres más poderosos de Hollywood, con quien tiene dos hijos. Al parecer, ambos matrimonios compartieron distintos momentos en los últimos años, ya que las dos parejas tiene casas en la ciudad de Seattle. La relación de los cuatro llegó a ser tan estrecha que hasta celebraron alguna Navidad juntos. 

Pero si a esta historia le faltaba aún algún elemento novelesco... lo hay. La política y las conspiraciones también han entrado en juego. Que esta millonaria investigación haya sido llevada a cabo por el National Enquirer puede no ser una casualidad. La revista es afín a Trump y Trump un reconocido enemigo de Bezos que, además, es dueño de The Washington Post. Ahí lo dejamos. 

El divorcio de Bezos: 136.000 millones para dividir y Amazon en el medio

El anuncio del divorcio de Jeff Bezos plantea muchas dudas sobre las modalidades de división de su fortuna, estimada en 136.000 millones de dólares, y las posibles implicaciones para Amazon, de la que él es el primer accionista.

Ella lo conoció antes de eso, en 1992, cuando era un brillante financiero y aún no, como ocurrió después, un empresario que transformó las vidas de cientos de millones de personas.

MacKenzie Tuttle, su nombre de soltera, ha vivido con Jeff Bezos desde el primer viaje exploratorio a Seattle en 1994 hasta la concreción del imperio del comercio en línea, pasando desde luego por los inicios de Amazon en el garaje de casa.

Desde el miércoles, ella es virtualmente la mujer más rica del mundo, después del anuncio de separación de la pareja después de 25 años de matrimonio, el nacimiento de tres hijos y la adopción de un cuarto.

Según el sitio de información de celebridades TMZ, Jeff y MacKenzie no tenían un contrato de matrimonio.

La unión se declaró en Florida, en septiembre de 1993, según los documentos consultados por la AFP, pero es el último lugar de residencia el que cuenta en caso de divorcio en Estados Unidos.

Los Bezos tienen residencias en Seattle y Washington, Texas y Beverly Hills (California), pero, a juicio del abogado Randall Kessler, del despacho Kessler & Solomiany en Atlanta, el lugar donde se realice el trámite importa poco porque de todos modos es de prever que las negociaciones serán arduas.

«En algunos estados rige el sistema de comunidad de bienes, en otros el principio de división equitativa, lo que significa una repartición proporcional, pero incluso en esos, generalmente se llega a 50-50», explica la publicación. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Salen a la luz las frases subidas de tono de Jeff Bezos a su amante