Talento gallego para abaratar los eólicos marinos

r. r. REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

Un ingeniero de la UDC gana un premio nacional por un sistema que optimiza el diseño de los soportes

08 dic 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Más de 1.400 millones de euros. Es lo que ha costado el parque eólico marino construido por Iberdrola en el mar Báltico, con 75 aerogeneradores. Es solo un ejemplo del enorme coste que supone la implantación de las turbinas en el mar para la generación de electricidad a partir del viento. La tecnología puede ser una alternativa, junto a la terrestre, a las energías fósiles y más en un contexto de cambio climático. Pero los proyectos que se están llevando a cabo en el mundo, fundamentalmente en Alemania, Gran Bretaña, Dinamarca o Estados Unidos, son aún muy limitados. Y lo son, precisamente, por la elevada inversión que se requiere. El sobrecoste no deriva de los propios aerogeneradores, sino de los soportes que son necesarios para mantenerlos fijos por encima de la superficie marina. Cada uno de ellos, construido en acero y que está sumergido entre 40 y 50 metros, según los casos, puede llegar a pesar 600 toneladas.

Reducir al máximo el tamaño de los soportes, que se conocen técnicamente como jackets, manteniendo la seguridad es el gran objetivo de las grandes compañías del sector para ahorrar costes, una solución que ha ofrecido en su tesis el profesor de la Escuela de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la Universidade da Coruña Iván Couceiro.

En su trabajo, que ha recibido el premio de la Asociación Nacional de Constructores Independientes (Anci) a la mejor tesis doctoral en España, ha desarrollado un sistema que permite optimizar el diseño de los soportes para rebajar su coste.