Aprendiendo a leer con la perrita Vilma

El CEIP mariñano Península da Paz se beneficia del método Pellitero, que estimula a niños de 5 años a leer cuentos


SAN CIBRAO / LA VOZ

Sobre una mantita azul refrescante Vilma sigue la pizarra digital mientras los alumnos de sexto de infantil del CEIP Península da Paz de San Cibrao (Cervo) leen el cuento Mamá, quiero un perrito. En una clase con 17 alumnos de 5 años, Vilma es la más joven. Esta labrador de dos años lleva preparándose desde los dos meses en la Escuela de Formación del Perro de Apoyo de Asistencia del Principado de Asturias. Lo suyo es la docencia y, en el aula, es la protagonista. Conoce a los escolares cervenses de otras visitas y también de la calle. Son vecinos.

Aunque la clase con Vilma debería ayer durar una hora, pasado ese tiempo nadie se acuerda del reloj ni de la fruta de media mañana. Cuando la profesora Elena pide voluntarios para leer, todos se ofrecen. Unos aún no han aprendido a hacerlo con minúsculas, pero otros ya saben que las garrapatas producen mucho picor. Lo sabían antes de leer el cuento en el que se narra la historia de Ana, una niña que debe demostrar a sus padres que está capacitada para tener una mascota. Vilma se sube a la pantalla nada más aparecer la correa de paseo. Los niños no dejan de reír y quieren seguir leyendo a ver qué pasa. Están intrigados porque la perra del cuento también se llama Vilma y es una preciosa labrador negra, como la que tienen de compañera de aula. Les han quedado claras las otras obligaciones: darle de comer y de beber, sacarla a hacer pis y vigilar que no tenga pulgas y garrapatas.

Cuando se proyectan las fotos de los parásitos se abre otro debate. Que si chupa la sangre, que si produce heridas, que si hay que comprar un collar antipulgas. Salvo las visitas al baño -se levanta uno y le sigue media clase-, siguen pendientes de la historia cuando vuelve a releerla María Rosa López Piedra, veterinaria, especialista en intervenciones asistidas con perros y guía de Vilma. La labrador, sigue sin apartar la vista de la pantalla. No es la primera vez que lee el cuento, cuya lectura compartió con escolares de otro centro de Oviedo.

Se abre el debate

En A Mariña, el CEIP Península da Paz es pionero en aprovechar las ventajas del Método Pellitero, un programa de refuerzo educativo asistido por perros. Pero en la clase han reforzado más que la lectura. Han aprendido la importancia de darse el turno (a la hora de ponerle pomada a Vilma), han analizado que no es bueno hacer críticas a un compañero por leer más despacio, han aprendido la utilidad de la clínica veterinaria que montaron hace meses, se han lavado las manos después de jugar con ella y han prometido que se portarían bien para que ella vuelva. Y todo, sin elevar la voz. Cuando se revoluciona la clase, suena dulce el cántico de Elena: «Atención, atención, orelliñas en acción».

«Con el perro se reducen en los alumnos conductas inapropiadas y se refuerzan las buenas»

Como buenos anfitriones, algunos acompañaron a Vilma hasta la entrada, generando ciertas envidias entre el resto de alumnos del centro, que ese momento disfrutaban del recreo. «Es un programa de refuerzo con el que trabajamos para motivarles en una forma de aprendizaje diferente. El perro en el aula modula las relaciones entre ellos, aprenden a escuchar, a respetar, a dar las gracias... Niños que a lo mejor no se atreven a leer, y con Vilma se sueltan», explica María Rosa López, quien destaca que el programa debe ser constante: «Se les fomenta el uso de vocabulario, la buena ortografía y con el perro también conseguimos fomentar habilidades sociales. Es un elemento de apoyo para el profesor».

La experta insiste en que la formación de Vilma se realiza con refuerzo positivo y precisa que esta actividad formativa debe diferenciarse de la que se ciñe al entretenimiento. Apunta que se puede trabajar la motivación con este método desde infantil hasta 4.º de ESO.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Aprendiendo a leer con la perrita Vilma