Un juez de Nueva York impuso una fianza de un millón de dólares (853.000 euros) en efectivo al productor de Hollywood Harvey Weinstein, que tendrá que llevar además un dispositivo de localización para salir en libertad. Weinstein, que tendrá que entregar su pasaporte y tendrá sus viajes limitados, ya adelantó a través de su abogado su intención de abonar la fianza. El conocido productor se entregó este viernes en una comisaría de Nueva York y se enfrenta a cargos de violación, delito sexual, abusos sexuales y mala conducta sexual por incidentes denunciados por dos mujeres por separado, según un comunicado. Weinstein se entregó este viernes en una comisaría de Nueva York para quedar detenido y ponerse a disposición de la Justicia, meses después de que decenas de mujeres lo acusaran de acoso y abusos sexuales. La Policía de Nueva York dijo, en un comunicado, que los cargos contra él son el resultado de una investigación conjunta entre la Policía de esta ciudad y la fiscalía del distrito de Manhattan.

Aunque la nota no da la identidad, puede tratarse de la actriz Paz de la Huerta, que denunció haber sido violada en el 2010, y de la estudiante universitaria y aspirante a actriz Lucia Evans, que dijo haber sido obligada a practicar sexo oral con Weinstein en el 2004. La Policía de Nueva York «agradece a estas valientes supervivientes por presentarse públicamente y buscar Justicia», agrega el comunicado. La nota fue difundida a la espera de que a lo largo del día Weinstein, de 66 años, comparezca ante el juez, aunque podría quedar en libertad bajo fianza.

Hace tan solo unos, durante el Festival de Cannes, la actriz Asia Argento pronunció un demoledor discurso durante la ceremonia de entrega de premios en el que confesó que en 1997 había sido violada por Harvey Weinstein en ese festival. «Este festival era su terreno de caza. Hoy se siguen sentando entre nosotros otros acosadores que todavía no han sido juzgado por sus actos. Sabéis quiénes sois. Y, sobre todo, sabemos quiénes sois», aseguró. «Quiero prever algo, Harvey Weinstein nunca más será bienvenido en Cannes», decía la actriz enviándole un premonitorio mensaje al productor. 

No ha sido la única. Antes otras actrices conocidas han ido confesando a cuentagotas el infierno que supuso la entrada de Harvey Weinstein en su vida. Rose Mcgowan fue una de las primeras en hacerlo. «Yo guardé silencio durante 20 años. Me llamaron puta, me avergonzaron, me acosaron, me calumniaron», explicaba. «Me sentí muy sucia. Me habían violado y estaba triste hasta en lo más profundo de mi ser», añadía. 

Otra actriz que también sufrió el acoso del productor hollywoodiense fue Lupita Nyong'o. «Me sentí muy sola cuando sucedió. Me culpé a mí misma. Pero ahora que esto se está hablando abiertamente, no he podido evitar que los recuerdos vuelvan a aparecer. Sentí un arrebato de rabia al enterarme que mi experiencia no fue un episodio aislado, sino parte de un siniestro patrón de comportamiento», aseguraba. 

Especialmente crudo fue el relato del calvario que sufrió Salma Hayek, que coincidió con Weinstein durante la grabación de la película Frida. Aseguró que su amistad con varios actores y directores la salvó de «ser violada» por el productor, pero no de su acoso, vejaciones y amenazas. «Fue mi monstruo», recordaba. «Te mataré, no creas que no soy capaz de hacerlo» o «Voy a romperte las rodillas», fue algunas de las amenazas que sufrió tras no acceder a sus favores sexuales. 

Uma Thurman, Gwyneth Paltrow, Cersei Lannister o Ashley Judd son otras actrices famosas que también han confesado abusos y agresiones sexuales por parte de Harvey Weinstein, además de una larga lista de mujeres que decidieron romper su silencio con el impulso del movimiento #Metoo.

Morgan Freeman se disculpa tras ser acusado de acoso sexual

Colpisa
Morgan Freeman, en una imagen de archivo
Morgan Freeman, en una imagen de archivo

«Cualquiera que me conoce o ha trabajado conmigo sabe que no soy alguien que intencionalmente ofendería o haría sentir incómodo», dice el autor tras varias acusaciones

Morgan Freeman ofreció disculpas el jueves tras varias acusaciones de acoso sexual en su contra, con las que pasó a engrosar una larga lista de celebridades en Hollywood envueltas en este tipo de escándalos.

La cadena CNN reveló este jueves un reportaje basado en 16 testimonios anónimos -ocho de ellos de supuestas víctimas- que describieron la perturbadora conducta del aclamado actor en el set de filmación y en viajes promocionales. «Cualquiera que me conoce o ha trabajado conmigo sabe que no soy alguien que intencionalmente ofendería o haría sentir incómodo», salió rápidamente al paso Freeman, que cumple 81 años la semana que viene, en un comunicado.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Harvey Weinstein, en libertad vigilada bajo una fianza de un millón de dólares