El uso del cannabis terapéutico aún tendrá que esperar en España

El Congreso crea, con meses de retraso, la subcomisión para estudiar su regulación

.

redacción / la voz

No hay datos sobre cuántas personas utilizan de forma clandestina el cannabis o sus derivados para uso terapéutico en España. Un cálculo realizado desde el Observatorio Español de Cannabis Medicinal, entidad que engloba a investigadores, médicos y asociaciones de pacientes, estima que podrían ser entre 50.000 y 100.000 personas. La mayor parte son enfermos con patologías reumáticas, personas con esclerosis múltiple, cáncer, fibromialgia... que quieren frenar su dolor, dormir mejor o relajarse. Para ellos, dicen, «el dolor no puede esperar».

El pasado mes de abril el Congreso acordó, con el apoyo de todos los grupos políticos, poner en marcha una subcomisión de estudio para abordar el asunto de la legalización del uso terapéutico del cannabis como han hecho países como Canadá, Países Bajos, Alemania, República Checa o algunos estados de Estados Unidos como Oregón o Colorado. Ciudadanos quería darle luz verde inmediata. Contaba con el apoyo de Unidos Podemos, pero no con el del PSOE y el PP. Estos dos últimos grupos preferían estudiar en profundidad el asunto. El pasado martes, la Comisión de Sanidad aprobó, con varios meses de retraso, la creación de ese grupo de estudio pero, como apunta Colpisa, no saben todavía cuando empezarán a escuchar las opiniones de expertos en la materia para evaluar el asunto. Antes tienen prioridad las subcomisiones de dependencia y de medicamento.

Pero antes de que el grupo haya empezado a trabajar y mientras desde el Observatorio Español de Cannabis Medicinal urgen su regulación para dar garantías al consumidor evitando que lo que toma pueda llevar restos de sustancias como sulfatos, desde la Organización Médica Colegial han advertido ya de los riesgos que conlleva su consumo. Dicen que podría estar sujeto a graves efectos adversos sobre el sistema nervioso central y que su inhalación podría afectar al aparato respiratorio. Además, añaden que para los efectos para los que estaría indicado hay fármacos más efectivos.

De pioneros como Holanda o Canadá hasta la conservadora Alemania

Más allá de las fronteras de Holanda -uno de los estados pionero en legalizar la comercialización de marihuana en pequeñas cantidades- Canadá dio luz verde al uso terapéutico del cannabis en el 2014. También es legal desde hace tiempo en varios estados norteamericanos como Colorado u Oregón. Los últimos en sumarse fueron California, Nevada y Massachusetts. También el año pasado le dieron luz verde Puerto Rico o México. Este año Uruguay se convirtió en el primer país que permite su comercialización terapéutica y recreativa desde el cultivo hasta que entra en los hogares. Alemania fue uno de los últimos países en darle luz verde. Pero solo para enfermos crónicos o terminales.

.

Luciano Vidán: «No hay ninguna evidencia científica sobre su beneficio»

Dice como facultativo, como presidente del Colegio Médico de A Coruña, y, por extensión, como miembro de la Organización Médica Colegial de España, que al enfrentar los beneficios con los riesgos que tiene el uso terapéutico del cannabis, pesan más las segundos. «No hay ninguna evidencia científica que avale el uso terapéutico del cannabis para ninguna indicación y los riesgos de su consumo son muy elevados. Además, para las indicaciones que se propone, existen ya fármacos muy efectivos y seguros. La experiencia clínica ha corroborado que algunas personas pueden desarrollar esquizofrenias o otras enfermedades mentales. Por no hablar de que produce desmotivación o falta de coordinación». No deja de advertir tampoco que los derivados del cannabis, como cualquier medicamento, «deben de ser avalados a nivel europeo por las agencias correspondientes, en España por la Agencia Española del Medicamento, algo que de momento no ha ocurrido». 

-Pero el debate sobre su uso está ya en el Congreso...

-La Organización Médica Colegial entiende que cualquier medicamento que se quiera introducir para uso humano debe de pasar todo el proceso correspondiente de evaluación científica, una labor que realizan las agencias especializadas a nivel europeo, pero no los Parlamentos.

-¿Por qué no debe autorizarse?

-Además de que no hay una evidencia científica sobre los beneficios que le atribuyen, hay un elevado riesgo de efectos secundarios o colaterales que puede producir. Solo la agencia Española del Medicamento es competente para introducir un nuevo fármaco.

.

Manuel Guzmán: «La idea es que algunos pacientes tengan mejor calidad de vida»

No es algo que lo coja desprevenido. Porque Manuel Guzmán, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular en la Universidad Complutense de Madrid y miembro de la Real Academia Nacional de Farmacia, lleva mucho tiempo estudiando el efecto del cannabis. Como vicepresidente del Observatorio Español del Cannabis Medicinal y presidente de la Asociación Internacional por el Cannabis como Medicamento, este defensor del uso terapéutico de la planta invita a observar lo que han hecho países como Canadá, Israel o Alemania. Por ello, entiende que «no es descabellado autorizar su uso en España». Es más, cree que regulándolo el consumidor tendría muchas más garantías. Aunque dice que esto «no es una panacea que cura todo, puede paliar eficazmente los síntomas de algunas enfermedades». Su objetivo, apunta, es luchar para que «algunos pacientes tengan una mejor calidad de vida». 

-Los médicos dicen que no hay evidencias científicas sobre sus beneficios, pero usted las defiende.

-Hay indicaciones clínicas que apoyan los cannanbinoides o preparaciones crudas de la planta para calmar las náuseas o vómitos asociados a las quimioterapias, también para frenar la espastisidad asociada a la esclerosis o el dolor crónico neuropático. Hay medicamentos que contienen cannanbinoides que están en el mercado como el Sativex, aprobado para la esclerosis.

-¿Son compatibles?

-Junto al desarrollo farmacológico, muchos países han implementado programas de cannabis medicinal, que son perfectamente compatibles con que las farmacias tengan el Sativex.

Votación
0 votos
Comentarios

El uso del cannabis terapéutico aún tendrá que esperar en España