El barrio con más bebés de Europa

El área de Prenzlauerberg, en Berlín, es una de las que tiene la mayor tasa de natalidad de Europa, el doble que Galicia, debido a su alto porcentaje de jóvenes

.

redacción / la voz

Cada domingo el berlinés Mauer Park se llena de personas que buscan tesoros entre los puestos del que es uno de los mercados al aire libre más populares de la ciudad. Basta con cruzar la calle y caminar tan solo unos metros para, al observar el suelo, ver las cicatrices del muro que dividió Berlín hasta 1989. Mauer Park está en Prenzlauerberg, un barrio que formaba parte de aquel Berlín oriental del que escapaba Paul Newman en Cortina Rasgada. Antes de que la caída de aquella gran barrera de hormigón y hierro, comenzaron a juntarse en esa zona que lindaba con Occidente artistas o bohemios que querían abrir ventanas que miraran más allá de las opacas cortinas comunistas. Todo ese bum creador se disparó aún más después de la caída del muro. Los bajos precios de la vivienda tuvieron entonces bastante que ver en el desembarco de los que intentaban abrirse camino mudándose a esa parte de la ciudad desde el que fue el Berlín capitalista. Nuevas tiendas, bares de copas, galerías donde exponer toda aquella nueva vena creadora, supermercados...

Aquellos artistas de los noventa son ahora padres que compran en las tiendas ecológicas del barrio, usan la bicicleta para desplazarse de aquí para allá por la ciudad o para ir a trabajar e inundan los parques o terrazas de verano con carritos mientras sus hijos mayores juegan alrededor.

Son también ellos los que guardan otro tesoro que no se encuentra en los puestos del mercadillo, una de las joyas más buscadas en Alemania y en países que, como España y Galicia, sufren las consecuencias de tener una de las tasas de natalidad más bajas de Europa. Porque este barrio rompe la regla y resulta ser el barrio con la tasa de natalidad más alta de Europa. Al menos eso es lo que indican las estadísticas de las que hablan hasta revistas como Time. No hay más que pasear por la zona para entender que deben de llevar razón.

Los carros compiten directamente con las bicicletas, las clases de yoga para embarazadas se anuncian por doquier, los padres pasean a sus hijos colgados a la espalda o del pecho cual canguro, los locales dedicados a artículos para ese segmento poblacional no dejan de abrir...

El número de niños es tan elevado que hay algún local que ha comenzado a prohibir su entrada para sorpresa de los habitantes del área. ¿Qué pasa entonces para que este barrio rompa la estadística totalmente al alcanzar una media de 2,1 descendientes por mujer cuando el promedio en Berlín es de 1,34 y de un 1,5 en Europa? En Galicia la media esta en 1,1.

«Aquí no hay tanta preocupación por el dinero cuando vas a tener un hijo porque ya se encargará Merkel de que no le falte de nada. Claro, ha de ser alemán», comenta una española que vive en el barrio.

Mientras en Galicia una de las medidas del Gobierno autonómico para potenciar la natalidad es dar 100 euros al mes durante el primer año o el Bono concilia, en Alemania la ayuda mensual es de 184 euros. Su duración se extiende hasta que el retoño cumple los 18. Pero pese a la diferencia de ayudas realmente esa no es la razón del bum de ese barrio de Berlín. ¿Por qué no ocurre lo mismo en el resto de Alemania, donde no hace mucho se alarmaban por la baja natalidad? La razón quizá sea que aquellos artistas rebeldes que cambiaron el barrio en los noventa son los padres del 2016.

Votación
12 votos
Comentarios

El barrio con más bebés de Europa