La tableta impone su ley en el aula

Los dispositivos móviles involucran ya a escolares de 3 años y conquistan el medio rural en Galicia, que incluso exporta modelos de enseñanza digital


redacción / la voz

Colexio Plurilingüe Vilar de Barrio: 44 alumnos de primero de infantil a sexto de primaria y 8 profesores conviven en esta clásica escuela rural, a medio camino entre Ourense y Verín. Solo que rural en este caso no significa anclaje al pasado educativo; más bien lo contrario. Cada estudiante y cada maestro trabajan aquí con su propia tableta porque este es el único centro de enseñanza de Galicia que ha sido seleccionado por la Fundación Samsung para desarrollar el programa Samsung Smart School.

La enseñanza apoyada en dispositivos móviles -tabletas de diversa índole- avanza en la comunidad de forma exponencial. Podemos quedarnos simplemente con el dato de que varias decenas de colegios públicos, privados y concertados se han zambullido ya en este entorno virtual, pero lo verdaderamente significativo es que cuando es el campo el que se enseñorea con la tecnología y abandera la vanguardia, el cambio de modelo ya es imparable.

«Somos un colexio público do medio rural, pero os nosos alumnos teñen as mesmas oportunidades que os de calquera cidade galega», destaca Manuela Iglesias, directora del CEIP Vilar de Barrio. Los chavales manejan varias aplicaciones con las que hacen vídeos, mapas mentales y elaboran blogs en inglés, pues el colegio, plurilingüe, imparte varias asignaturas en ese idioma y cuenta con «un auxiliar de conversa estadounidense».

Robots en infantil

Damos ahora un salto hasta Vigo. Allí, en el colegio público Balaídos niños de apenas 3 años, que cursan primero de infantil, se arremolinan en el suelo en torno a su profesor, un iPad y pequeños robots asociados a la tableta mediante una aplicación que les permite hacer trazos de colores en la pantalla. «Los niños programan los robots para que hagan recorridos concretos y vayan dibujando así una figura geométrica, como por ejemplo un cuadrado. El movimiento del robot es el resultado de la programación previa», explica José Manuel García, director del centro.

Los pequeños ejercitan también la prelectura mediante aplicaciones de realidad aumentada: enfocan con el iPad las letras de una palabra y en la pantalla aparece la figura que representa.

¿Por qué se está imponiendo la tableta en el modelo de enseñanza? ¿Qué ventajas le ven los profesionales? Para Manuela Iglesias, «hai unha mellora na comprensión, unha asimilación máis doada dos conceptos». Y en opinión de José Manuel García, la clave está en la «motivación» que encuentran los alumnos, por pequeños que sean, para aprender de un modo más visual.

En Galicia ya hay al menos un centro con digitalización completa. Es el San Narciso, de Marín. «Empezamos en el 2011 y hemos ocupado ya toda la secundaria, de primero de la ESO a segundo de bachillerato. Ahora hemos incluido además la tecnología en los dos primeros ciclos de infantil; guardería, de 0 a 3 años, y de 3 a 5», explica su responsable, Diego Rosales. El centro ha desarrollado un software propio, apoyado en la tableta de 7 pulgadas Papyrepad 1020 y en Windows 10. El éxito obtenido le ha permitido exportar el modelo, replicado ahora por el Asunción de Nuestra Señora, de Benaguacil (Valencia), y el Colegio Trener, de Lima (Perú).

El Seminario Menor de Ourense se pasará al aprendizaje virtual el curso que viene

El entorno virtual del San Narciso, de Marín, es uno de los que han estudiado los responsables del Seminario Menor A Inmaculada, de Ourense, que quiere incorporar tabletas a la enseñanza el próximo curso. Su director, Lois Babarro, lo tiene así de claro cuando habla de aprendizaje virtual: «Basta con ver lo mucho que han cambiado los móviles en diez años y lo poco que lo ha hecho la educación para darse cuenta del problema. Si los grandes cambios son el cañón y el libro digital, es que algo se ha hecho mal. El Seminario tiene que adaptarse a la educación del siglo XXI, así que el próximo curso tendremos tabletas».

No todos los centros incorporan los dispositivos de idéntica forma. Unos, como los colegios de Hijas de Jesús en A Coruña, Noia y Vigo, apuestan por que cada estudiante tenga y se responsabilice de su propia tableta. Otros prefieren crear un aula específica para que vayan pasando por allí los alumnos. Es el caso de la iPad Class del Santa Teresa de Jesús-Carmelitas, de Ourense. En este caso, el modelo es más pausado. «Preferimos ver qué resultado arroja la llegada del iPad a la enseñanza antes de ir más allá. De momento, para nosotros es un complemento», analiza Yolanda Álvarez, la directora, que destaca que el proyecto de este colegio está vinculado a la teoría de las inteligencias múltiples, de Howard Gardner.

Alberto Casado, el profesor responsable de la iPad Class, asegura que se decidieron a crearla tras conocer los primeros estudios ingleses y americanos, que reflejan que «el 77 % de los maestros afirman que el uso de la tableta incrementa el rendimiento académico del alumno».

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
9 votos
Comentarios

La tableta impone su ley en el aula