Manuel Martín: «La reproducción asistida debería ser una prioridad para el Gobierno»

El presidente de la Fed. de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad cree que las listas de espera son «una paradoja» si se hace bandera de la demografía


redacción / la voz

Reducir las enormes listas de espera en reproducción asistida debería ser prioritario para un Gobierno que hace bandera de la demografía. Así lo cree Manuel Martín García (1951), médico de atención primaria afincado en Pontevedra y que preside la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública en España.

-¿Qué opina de la espera de dos años en reproducción asistida en hospitales públicos gallegos?

-Son retrasos muy importantes. La Administración está preocupada por la ausencia de recambio generacional, así que la reproducción asistida debería ser una prioridad para el Gobierno gallego. Es una paradoja que haga bandera del aumento de la natalidad y que, al mismo tiempo, muestre una voluntad política tan escasa en el tema de las listas de espera.

-¿Qué consecuencias generan estos retrasos?

-Pues son un problema muy serio porque hay mucha gente joven que no tiene recursos para ir a la privada, donde algunos tratamientos son costosísimos. Acabo de atender a una chica de 41 años y me habló de dos mil a tres mil euros, solo para empezar. Y hay que tener en cuenta que la adopción es una ventana que está muy cerrada también en nuestro país.

-¿A qué atribuye ese atasco tan significativo en las listas?

-Fundamentalmente, a un problema de intereses. Hay profesionales que trabajan en la pública y en la privada, que compaginan las dos cosas. Creo que esto determina esperas más largas que hacen que muchos pacientes acaben en la privada. Por eso, nosotros abogamos por una estricta diferenciación entre Sanidad pública y privada, y por que haya dedicación exclusiva para evitar problemas.

-¿No cree entonces en la teoría de la falta de recursos?

-También faltan medios humanos, sí, pero en este caso es una gota de agua. Este problema se resuelve con voluntad política. Pero quizá eso sea también un inconveniente.

-¿A qué se refiere?

-En la cartera de servicios complementarios de la ley 16/2012, la que introdujo el copago, se quería meter la reproducción asistida. Por ahora no se ha introducido, pero tal vez se aborde más adelante, como si fuera un lujo.

«Hay que ir más allá del límite de 40 años; si no, estaremos discriminando»

Martín apuesta por aumentar el límite de 40 años para fecundación in vitro (FIV) en la pública.

-¿Qué solución tienen las esperas en las unidades de reproducción asistida?

-Primero, es una cuestión de recursos, porque todo esto está vinculado también a las estrategias de ahorro. Hay que invertir, destinar una partida específica a los hospitales en los presupuestos sanitarios. Y en segundo lugar, se debería estudiar la posibilidad de aumentar la edad límite en el sistema público.

-¿El tope de 40 años de la FIV?

-Claro. Ahí hay una ventana muy corta entre la decisión de reproducirse y ese tope de 40 años. Si la media para tener el primer hijo en Galicia está en más de 32 años, significa que hay mujeres que no lo intentan antes de los 36 o 37, y el margen es muy pequeño. Hay que ampliar el tiempo de esa asistencia en el sistema público porque esa barrera no existe en la privada.

-Propone ir usted más allá.

-Sí, hay que ir más allá del límite de 40 años; si no, estaremos discriminando entre familias con recursos que podrán ser padres en la privada con independencia de su edad y las que tienen medios limitados.

-¿Y se mantendrá la demanda?

-Será cada vez mayor. Por desgracia, la mujer está tardando mucho en tener hijos por razones económicas, por una realidad laboral difícil e inestable.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Manuel Martín: «La reproducción asistida debería ser una prioridad para el Gobierno»