El «puñetazo» del papa Francisco sacude a católicos y laicos

AFP CIUDAD DEL VATICANO

SOCIEDAD

DENNIS M. SABANGAN | EFE

Las declaraciones del pontífice provocan diversidad de opiniones, entre los que lo ven como «una salida genial» a los que lo interpretan como una salida de tono

16 ene 2015 . Actualizado a las 20:04 h.

El sorprendente comentario del papa Francisco al reconocer que quien insulte a su madre se merece «un puñetazo», desató una ola de controversias entre católicos y ateos y abrió un debate en Italia sobre una posible justificación del ataque al semanario satírico francés Charlie Hebdo.

«Matar en nombre de Dios es una aberración. Pero tampoco se puede provocar ni insultar la fe de los demás. Y si alguien dice una mala palabra en contra de mi mamá, puede esperarse un puñetazo», aseguró Francisco.

Las palabras de Francisco, pronunciadas tras haber condenado por segunda vez con firmeza los atentados de la semana pasada en Francia contra la revista satírica que costaron la vida a 12 personas, entre ellas el director de la publicación, generaron todo tipo reacciones.