Dos meses para hallar oro negro

Las prospecciones en Canarias comenzaron ayer pese a la fuerte oposición ecologista y del Gobierno insular, que califica la acción de «asalto»

j. m. andrés
madrid / colpisa

Repsol comenzó ayer la prospección en busca de petróleo en aguas de Canarias. Sin embargo, el resultado de los trabajos, que han generado un río de reacciones a favor y en contra, no se conocerán hasta dentro de dos meses, tiempo en que en los técnicos calculan que habrán llegado hasta los 3.100 metros de profundidad, donde esperan encontrar una bolsa de crudo. Fuentes de la compañía petrolífera española explicaron que la sonda desplegada desde el buque Rowan Reinassance en la zona denominada Sandía -a unos 54 kilómetros al este de Fuerteventura y a 62 de Lanzarote- irá tomando muestras del terreno, «catas que irán ofreciendo información de lo que se puede encontrar conforme vayamos avanzado».

Y es que los yacimientos petrolíferos permanecen rodeados de determinados tipo de roca, de manera que su presencia o no puede ser indicativo de la presencia del oro negro. De encontrarse crudo, los técnicos deberán calcular el tamaño de la bolsa y la calidad de mismo, para determinar si es rentable su extracción o es mejor abandonar el sondeo. Por este motivo, en Repsol esperan tener los primeros resultados para mediados de enero o principios de febrero.

De momento y pese al empeoramiento de las condiciones meteorológicas en el archipiélago canario, el buque comenzó a descender la sonda que atravesará los 800 metros de profundidad del mar, antes de perforar el fondo, lo que se hará en dos fases: una hasta los 2.300 metros para determinar si hay vestigios que apunten a la presencia de petróleo y otras hasta los 3.100 metros, donde se supone que se encontraría el yacimiento de crudo.

La empresa cifra la inversión inicial en unos 200 millones de euros, cantidad a la que habrá que añadir cien más parar el sondeo que se practicaría en la zona denominada Chirimoya, en caso de encontrarse petróleo en las catas ahora en marcha.

Usurpación de recursos

Desde Repsol, su portavoz Marcos Fraga, garantizo la seguridad y «el respeto medioambiental» en los trabajos. Para ello, junto al buque encargado del sondeo navega otro barco en el que un grupo de oceanógrafos vigilan para que no afecten a las colonias de cetáceos que viven en la zona.

Ya sin la oposición de Greenpeace, con sus tres zódiacs tras la embestida por parte de la Marina del pasado sábado cuando intentaban abordar el Rowan Reinassance, la principal oposición al proyecto la ejerce en tierra el presidente de Canarias, Paulino Rivera, que ayer volvió a cargar duramente contra el Gobierno por permitir las prospecciones. «Hoy -dijo por ayer- ha comenzado el asalto de una empresa privada al territorio canario para usurpar unos recursos que son de los canarios».

«Ni nos autorizan un referéndo, ni nos autorizan una consulta, ni responden a la demanda de Canarias», censuró Rivero, quien lamentó el haberse enterado por la prensa de cuándo comenzaban las prospecciones, sobre todo después de pedírselo a Rajoy.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Dos meses para hallar oro negro