La Festa do Percebe de Corme rompe todos los pronósticos

Multitudinaria celebración con más de 2.000 raciones de crustáceo vendidas y largas colas para coger las raciones

Dos estampas ayer en la Festa do Percebe.
Dos estampas ayer en la Festa do Percebe.

Carballo / La Voz

La Festa de Exaltación do Percebe de Corme estrenó con gran éxito su recién adquirida distinción turística de la Xunta. Esta 22.ª edición pasará a la historia por ser una de las de mayor concentración de turistas, vecinos y curiosos que se recuerdan en los últimos años. Más de 2.000 raciones de este crustáceo, a 17 euros la unidad, fueron liquidadas en pocas horas.

Hacerse con un plato de percebe de O Roncudo se convirtió en una odisea por momentos. El calor apretaba de lo lindo. Solo el viento del nordés daba una tregua a los cientos de comensales que guardaban cola para hacerse con una ración de este suculento manjar. Desde primera hora de la mañana era prácticamente imposible entrar en Corme con el coche. Las calles llenas de gente, las peñas, con sus camisetas identificativas, acaparan el protagonismo. Terrazas, bares y restaurantes de la localidad hasta los topes... Este frenesí fue in crescendo según pasaban las horas. Aparcar era misión imposible. Había coches estacionados desde Corme Aldea, a unos tres kilómetros del lugar donde se celebraba la fiesta del percebe. Cruzar el pueblo llegó a ser una auténtica odisea. Los vendedores ambulantes hacían su agosto con sus gafas de sol y gorros de colores.

Pregón

El plato fuerte arrancó sobre la una y media la tarde. El pregonero, el físico baiés Jorge Mira, leyó un discurso de los que dejan poso. Calificó a Corme como «república independente da túa casa», por la fama que tienen los cormeláns de ser muy suyos. Dijo de la villa que era la aldea de Astérix y Obélix. Habló del cormelán universal, el almirante Francisco Antonio Mourelle de la Rúa y provocó las carcajadas de la concurrencia al asegurar que lo que porta la Estatua de la Libertad no es una antorcha, sino un percebe.

Una vez finalizado el pregón, comenzaba la fiesta gastronómica. Entre los asistentes, la recién nombrada conselleira de Medio Ambiente, Ethel Vázquez, una pontecesana de pro; la delegada de la Xunta en la provincia, Belén do Campo; los alcaldes de Ponteceso y A Coruña, José Luis Fondo y Carlos Negreira, entre otros.

La fiesta del percebe introdujo este año cambios significativos que la hicieron más atractiva. Degustaciones nocturnas de productos delicatesen, orquesta... En fin, mucha fiesta y de la buena.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos

La Festa do Percebe de Corme rompe todos los pronósticos