Georgie Dann cede el cetro a Daft Punk

El «funky» electrónico del dúo galo se cuela en los ránkings de la canción del verano


Poco o nada -aparte de su país de origen- tiene que ver el esquivo dúo francés que ha vuelto a revolucionar la música electrónica dotándola de un barniz de elegancia funky con el padre de temas clásicos y de calado como Mami qué será lo que tiene el negro, pero desde este año Daft Punk compartirá con Georgie Dann el privilegio de formar parte del grupo de artistas que han triunfado con la canción del verano.

No satisfecho con encabezar las listas de ventas, su Get lucky -en el que colabora Pharrel Williams- se ha colado en un ránking reservado habitualmente a ritmos machacones de inspiración latina aderezados con letras en las que las instrucciones de uso (baile) se entremezclan con insinuaciones eróticas de no muy trabajada sutileza.

Daft Punk no está solo en esta incursión de la electrónica en el territorio de Georgie Dann, King África y compañía. «Este año la música latina salió antes y al llegar el verano mucha gente ya estaba cansada», razona Dj Rob, para explicar un éxito certificado también por la presencia de los galos en todas las clasificaciones realizadas en Internet por medios y páginas especializadas para tratar de coronar a la canción del verano. Este curtido disyóquey, que ha vuelto a marcar el ritmo estival desde las cabinas del Dux (en A Coruña y Sanxenxo) y de la discoteca Queen (Mos), suma a su propia clasificación otras dos propuestas alejadas también, aunque con elementos comunes, del formato clásico de la canción veraniega: Robin Thicke -el compañero de baile de Miley Cyrus en los MTV Music Award- con Blurred lines (otro ejemplo de que la sutileza está en horas bajas) y Avicci y Wake me up, el proyecto con el que el disyóquey Tin Bergling se ha estrenado en este ránking.

Este último nombre es destacado, asimismo, por el disyóquey Marcos Magán, que este verano ha alternado su puesto habitual en Palladium (Melide) y Cactus (Vila de Cruces) con una gira por toda Galicia, y que ya sabe también lo que es asomarse con un tema propio a las listas de éxitos. Él añade varios nombres a este listado devolviéndolo a terrenos más habituales de esta competición oficiosa: la puertorriqueña Olga Tañón y su Todo lo que sube baja; el catalán Juan Magán y Mal de amores, y Cali y el Dandee con No digas nada.

Aun así, tanto Marcos Magán como Dj Rob coinciden en señalar que el de la canción del verano es un concepto que ha ido perdiendo vigencia y que cada vez resulta más complicado determinar cuál ha sido el tema que ha destacado sobre el resto.

De ahí, que sean muchos los candidatos que han optado este año al galardón. Efecto Pasillo (Funketón), Soraya (Con fuego) y Love of Lesbian (Fantastic shine) completan la representación estatal en un ránking en el que las alianzas veraniegas también han dado sus frutos: Pitbull por partida doble -con Jennifer López en Live it up y con Cristina Aguilera en Feel this moment- y Inna y Daddy Yankee (More than friends). Henry Méndez, con su revisión de un clásico del género, El tiburón, se ha encargado de recordar que, pese a todo, la canción del verano se resiste a desaparecer.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Georgie Dann cede el cetro a Daft Punk