La desaparición de la infancia


El denominador común de las medidas del plan de infancia y adolescencia es el intento de retrasar el acceso precoz de los niños y adolescentes a las cosas de los mayores. Por eso se retrasa la edad para contraer matrimonio; se retrasa la edad legal de las relaciones sexuales consentidas; se retrasa y homogeniza la edad de consumo de alcohol y se amplía la edad pediátrica. Se intenta legislar contra la tendencia a la desaparición de la infancia como época evolutiva. Por eso el plan del Gobierno podría llevar por título Un adulto no es un niño. La anulación de las diferencias entre el mundo del niño y el del adulto es la forma actual más frecuente de desprotección de la infancia. Por eso, nada que objetar a prohibir matrimonios infantiles, ni a ampliar la edad de 13 años para que una relación sexual pueda juzgarse consentida, evitando dar cobertura legal a abusadores y pederastas. Los menores en desamparo pasarán a integrarse en una familia, en vez de una institución, y se agilizarán las adopciones. Pero Ana Mato deberá explicar a qué se refiere con profesionalización de las familias acogedoras. Una familia profesional puede ser lo más parecido a una institución siniestra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La desaparición de la infancia