La asistencia del presidente de Taiwán a la misa inaugural enfada a China


Segundo roce diplomático. Primero con Cameron y las Malvinas. Ahora con China, molesta con que el presidente de Taiwán acuda a Roma para participar en la misa de inauguración del pontificado de Francisco, el próximo martes.

El representante del Vaticano en Taiwán, Paul Russell, dijo el viernes que la Santa Sede recibirá «con todos los honores» al presidente Ma Ying-jeou. Pekín respondió reiterando su demanda de que el Vaticano rompa sus lazos diplomáticos con Taiwán como requisito previo para establecerlos con China, donde hay millones de católicos y la Iglesia no puede actuar oficialmente.

El líder anglicano no va

Por otra parte, el jefe la Iglesia anglicana, Justin Welby, no asistirá a la misa en el Vaticano -su precedesor, Rowan Williams, sí acudió a los funerales de Juan Pablo II, y a la misa inaugural de Benedicto XVI-, y será representado por el arzobispo de York, John Sentamu. A su vez, el arzobispo de Canterbury celebra dos días después su propia entronización en esta ciudad inglesa, a la que a su vez tampoco irá el papa, que ha delegado en el cardenal Kurt Koch, presidente del consejo pontificio para la unidad de los cristianos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La asistencia del presidente de Taiwán a la misa inaugural enfada a China