Denuncian a un convento de Granada porque sus campanas alteran el sueño de los vecinos

Entre semana el primer repique se produce a las seis y media de la mañana y los fines de semana, a las siete


La asociación Granada Laica ha denunciado al convento de Zafra, en el barrio del Albaicín, por incumplimiento de la ordenanza de la convivencia al hacer repicar las campanas a primera hora de la mañana alterando el sueño de los vecinos. La asociación, que ha presentado un escrito ante el Ayuntamiento de Granada para que intervenga obligando al convento a cumplir la normativa, dice hacerse eco de las quejas de vecinos de la zona.

Este convento, de monjas de clausura, se ubica en el Paseo de los Tristes, a los pies de la Alhambra, que en apenas 500 metros de recorrido concentra numerosas iglesias, conventos, baños árabes, museos y edificios residenciales de los siglos XVI y XVII.

Según ha explicado el coordinador de Granada Laica, Manuel Navarro, entre semana el primer repique de campanas se produce a las 06.30 horas, lo afectando al sueño de los vecinos, especialmente al de quienes acuden luego a trabajar o tienen turno de noche, mientras que los fines de semana el primer toque suena a las 07.00 horas.

La asociación hace extensible la situación al resto de iglesias y conventos de la zona, aunque es en el caso del de Zafra, dice Navarro, donde el repique de campanas tiene «mayor incidencia». En el escrito presentado al Ayuntamiento piden que aplique la normativa a todos por igual: «No hay ninguna animadversión por parte de Granada Laica hacia la Iglesia católica, de lo que se trata es que desde el punto de vista del laicismo hay igualdad de derechos y la ley es de aplicación para todos», ha señalado Navarro.

Tras presentar la queja, el coordinador de la asociación se dirigió al arzobispado de Granada para entrevistarse con el vicario general, que, según Navarro, se comprometió a buscar una solución a este asunto, del que informa hoy el diario Ideal. Esta mañana se ha entrevistado también con la superiora del convento, María del Carmen Fernández, que se ha quejado de que la asociación no se haya dirigido antes a ellas para plantearles el problema. Según Navarro, en el transcurso de la reunión la superiora ha mostrado su disposición a buscar una solución, que para la asociación pasa por que la llamada a las monjas para el primer rezo del día -motivo de las campanadas- se haga de forma interna.

«En estos tiempos como la gente no cree, molestan hasta las campanas, que siempre se ha dicho que eran la voz de Dios»

En cualquier caso, la superiora ha indicado ue el barrio del Albaicín, donde se ubica el convento, «está acostumbrado a las campanas de este y otros conventos e iglesias y nunca nadie ha dicho nada». «En estos tiempos como la gente no cree, molestan hasta las campanas, que siempre se ha dicho que eran la voz de Dios», ha indicado antes de entrevistarse con la asociación y comprometerse a buscar una solución.

Por su parte, la concejal de Movilidad y Protección Civil, Telesfora Ruiz (PP), ha explicado a los periodistas que tras recibir la denuncia, el área de Medio Ambiente acordó poner en marcha el servicio de mediación de conflictos para la resolución de este tipo de asuntos relacionados con el exceso de ruidos, y contactar con las monjas para tratar de que pospongan un poco el primer toque.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Denuncian a un convento de Granada porque sus campanas alteran el sueño de los vecinos