Orson

VIDAS EJEMPLARES


GORE VIDAL, literato tan inteligente como venenoso, definió a Orson Welles como «un obeso de voz atronadora, que en tono sombrío nos garantizaba determinados vinos en anuncios televisivos».Es una forma de verlo. Para otros, el errático, saturnal, inabarcable Orson figura en un pedestal, entre los talentos irrefutables del siglo XX. Con sólo 23 años cobró fama mundial, cuando toreó con una emisión de radio a toda América y la hizo creer presa de un sorpresivo ataque marciano. Sólo tres años después firmó Ciudadano Kane , que aún suele ser bendecida como la mejor película de la historia por toda suerte de cinéfilos chapones. Orson se cobró además el Oscar al mejor guión (aunque hoy sabemos que el padre real del argumento era Herman Mankiewicz). Luego Welles rodó todavía alguna obra mayor. Pero desde 1962, año de la excelente El proceso , hasta 1985, cuando el corazón le revienta en Los Ángeles, ahíto de humo, colesterol y brandy, Orson era más un impostor parlanchín que un genio en activo. ¿O acaso seguiría siendo genial? Cuando Hollywood comienza a aburrirse de financiarle sus excentricidades, que no rentan un dólar en taquilla, Orson se lanza al rodaje itinerante de un Otelo . Filma a salto de mata, entre fiestas beodas y sablazos a productores incautos. En una escena, Yago sale de una iglesia a un patio. La iglesia corresponde en realidad a una isla de Venecia; el patio es de un castillo en la costa africana, a mil kilómetros. Orson filma y pega. Un chapuzas tan osado no puede ser otra cosa que un GENIO.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Orson