La nietísima, en A Coruña

AFP

Ayer me sopló un amigo una anécdota fenomenal. Resulta que estaba él, tan aficionado a la lectura como es, mirando las novedades en la librería Arenas, en A Coruña, cuando a su lado aparecieron Carmen Martínez-Bordiu, o sea, la nietísima, acompañada por su señora madre, o sea, la hijísima, Carmen Franco Polo. Madre e hija se interesaron por un libro titulado Los regulares, de José Montes Ramos, que cuenta la historia de esta sección militar de tiempos de la dictadura. Después se dirigieron a un dependiente y le preguntaron: «Este libro, ¿es a favor o en contra?». Imagino que al librero se le quedaría cara de póker. Oferta a Rob En California no dejan de darnos sorpresas. Recordarán mis lectores a Rob Lowe, un actor que últimamente andaba un poco desaparecido y que tanto le gustaba a las chicas en los años ochenta. También me gustaba a mí, aunque, la verdad, me pilló un poco mayor para llevar su cara pegada en la carpeta del instituto. El caso es que el aspirante a gobernador Arnold Schwarzenegger le ha pedido que se incorpore a su candidatura en un papel todavía sin definir, pero que en todo caso implicaría cierta responsabilidad. Lowe es demócrata y Arnie, republicano, pero no creo que esto sea un inconveniente para el cachas metido a político, porque su propia mujer, Maria Shriver, también lo es, quizá por herencia familiar, porque es sobrina de John Fitzgerald Kennedy. En fin, un lío.Aunque lo parezca, esto que ven a su derecha no es un desguace de maquinaria industrial ni nada por el estilo. Es la acampada que han montado al pie de una autopista en obras perdida en el medio de Francia los asistentes al Teknival, un encuentro multitudinario de amantes de la música de baile. Hasta aquí, más o menos normal. Pero resulta que el asunto de la localización de esta macrofiesta ha alcanzado al orbe político galo. Al parecer, el Gobierno francés pretendía que el Teknival se celebrase en los terrenos que quiere requisar a los simpatizantes del líder antiglobalización José Bové, en Larzac. Pero el rechazo de los políticos locales, de los vecinos de Larzac, de los seguidores de Bové y del propio festival frenó la propuesta inicial. Finalmente, el poderoso ministro de Interior, Nicolas Sarkozy, tomó cartas en el asunto y acordó con las partes implicadas que la rave, que espera la asistencia de más de 30.000 personas, se celebre junto a la autopista A75.Un chascarrillo para terminar: por aquí no se ha comentado demasiado, pero las revistas americanas dan por hecho el affaire entre Nicole Kidman y Lenny Kravitz. Al parecer, tan inesperada relación sentimental nació de una relación económica: la ex de Cruise alquiló un apartamento al rockero en Manhattan mientras el suyo estaba en obras. Desde entonces se les ha visto juntos a menudo por los garitos de Nueva York. Por si fuera poco, ha salido esa siempre anónima amiga-de-la-pareja, para dejar zanjado el asunto: «Están enamoradísimos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La nietísima, en A Coruña