El registro dramático de Marianico el Corto

El actor Miguel Ángel Tirado se interpreta a sí mismo en una serie creada por Álex Rodrigo, director de «La casa de papel» y «El embarcadero», entre otras


MAdrid / EFE

A sus 70 años, Miguel Ángel Tirado, más conocido como Marianico el Corto, se estrena en la ficción con El último Show, serie de Aragón TV que llega este viernes a HBO. Una propuesta que cuando le llegó le sorprendió mucho por el cambio de registro, según asegura a Efe: «me quedé loco».

«Yo no sabía que tenía estos registros dramáticos dentro de mí. Nunca había hecho tal cosa. Pero agradezco a todo el equipo y a los 'coach' que me han ayudado a meterme en la piel del personaje y a sacar esta parte artística que estaba escondida dentro de mí», admite el humorista zaragozano.

Para conocer el origen de esta serie hay que remontarse 12 años atrás cuando el joven Álex Rodrigo, en una visita a Aragón TV, se encontró a Tirado fumando un cigarro en la puerta y decidió acercarse a hablar con él. «Lo normal es que le hubiera contado un chiste, pero en aquel momento solo me salió decir: '¿Te has dado cuenta, lo grande que es el firmamento y la cantidad de estrellas que hay? Nosotros pensamos que somos algo y comparado con ella no somos nada'. Él se quedó con esta frase», recuerda.

Años después, ese joven al que le seguía rondando en la cabeza lo que el humorista le contó, se convertiría en director -de grandes éxitos como La casa de papel, Vis a vis o El embarcadero-, por lo que hace tres años volvió a ponerse en contacto con el humorista para preguntarle si estaría dispuesto a protagonizar su nueva serie, que, además, trataría sobre él mismo. «¡Por supuesto que dije que sí! Yo encantado», afirma.

El último Show, que ha tenido un éxito rotundo en la televisión regional de Aragón y ya está disponble en la plataforma HBO, consta de ocho capítulos donde Tirado interpreta una versión de sí mismo, quitándose la careta de Marianico para pasar a ser él, Miguel Ángel Tirado. «Hacer de mí mismo no ha sido complicado», apunta.

El humorista asegura que es muy maleable. «Me he dejado llevar mucho por lo que me iban diciendo la gente que entiende más de esto que yo. Yo solo tenía que seguir sus instrucciones y pasos. El equipo entero me lo ha puesto muy fácil», aclara.

La serie parte de un conflicto interno que tiene el cómico, ya no le hacen gracia sus propios monólogos. «Marianico el Corto está muerto, ya no me hacen gracia mis chistes», confiesa el protagonista a su agente ficticio tras fracasar en un bolo. Está harto, deprimido. Su verdadera ilusión es rodar una película surrealista como las de su ídolo Luis Buñuel. Ahí se empieza a desarrollar la trama, que cabalga entre el surrealismo, el drama, la comedia y vivencias universales como la crisis existencial y la diferencia entre abuelos y adolescentes.

Para ayudarle a afrontar esa crisis contará con la ayuda de Luisa Gavasa, que interpreta a su exmujer, Itziar Miranda, José Luis Esteban, Pablo Lagartos, Laura Boudet, Denis Cicholewski, Ken Appledorn y Laura Gómez Lacueva.

Tirado, que se inició en el mundo del humor hace 33 años, primero a través de la radio y posteriormente por la televisión señala que su debut artístico en el mundo de las series no ha ido tan mal como él pensaba en un principio. «Antes de empezar me comí mucho la cabeza, pensé que no podía hacerlo, '¿Cómo me iba a aprender yo esos tochos de guiones?' me decía, pero al final eso ha sido lo de menos gracias al equipo que he tenido», admite.

Sin embargo, lo que más cuesta arriba se le ha hecho ha sido el cansancio físico. «Uno ya no tiene la edad y el aguante que tenía cuando era joven», afirma antes de agregar: «Cuando acabé de rodar me vino un golpe de cansancio muy fuerte, y es que el ajetreo que he tenido durante el rodaje era de locos».

El programa humorístico No te rías que es peor emitido por Televisión Española entre 1990 y 1995 dio a conocer al personaje de Marianico el Corto en toda España. «Con él me recorrí toda la geografía española, desde fiestas de los pueblos hasta llenar teatros», recuerda. Pero con el paso del tiempo y la retirada de emisión de estos programas de televisión, la fama del personaje se fue perdiendo.

Hasta hoy, que con la serie le ha vuelto a poner en boca de todos, pero ya no a Marianico, sino a Miguel Ángel Tirado. «La gente me para por la calle y no me llaman solo por mi nombre artístico sino también por mi nombre real, y la verdad es que es un lujo, no te voy a engañar, me encanta pararme a hablar con la gente por la calle», cuenta entre risas.

Si bien en la serie, su personaje afirma que Marianico está muerto, en la realidad Tirado desea que eso nunca pase, porque gracias a él ha podido vivir de lo que siempre quería: sacando sonrisas a todo el mundo. Y es que, para él, ver reír a la gente «es lo más bonito del mundo». 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

El registro dramático de Marianico el Corto