La versión moderna de «El nombre de la Rosa»

La serie, regresa casi 40 años después de la novela y 33 de la película de Jean-Jacques Annaud para seguir intrigando al nuevo público


El nombre de la Rosa, la célebre novela de Umberto Eco, llega a la televisión para explorar su contexto medieval, en el que también caben las mujeres. La serie consta de ocho capítulos dirigidos por Giacomo Battiato y serán emitidos en la televisión pública italiana, aunque también llegará a muchos países.

Al igual que su versión cinematográfica de 1986, protagonizada por Sean Connery, la serie sigue centrada en una aislada abadía de los Alpes en 1327, en la que se suceden unos crímenes que inevitablemente tienen que ver con su gran biblioteca. El protagonista deberá desvelar las razones de los asesinados, que los frailes pronto vinculan al Apocalipsis, mientras media en la disputa entre los enviados del papa Juan XXII desde Aviñón y la orden franciscana, que promulgaba la herética pobreza apostólica.

La serie va ahora más allá y explora el mundo exterior, el afán de influencia del papa en Aviñón, las guerras entre Estados, la trágica situación de la plebe o la cruzada contra los partidarios de Fray Dulcino. Incluso incorpora una historia en femenino, sobre la mujer de Dulcino, Margarita de Trento, y la hija de ambos, Anna, que en la obra original, dominada por hombres, solo se menciona.

La obra sigue mostrando un mundo marcado por la contraposición entre la razón y el asfixiante poder de la Iglesia y, sobre todo, por el celo en la custodia de la cultura y del conocimiento. La serie, regresa casi 40 años después de la novela y 33 de la película de Jean-Jacques Annaud para seguir intrigando al nuevo público.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

La versión moderna de «El nombre de la Rosa»