La matrícula de la selectividad sube un 30%, con doscientos alumnos más

Alrededor de 850 estudiantes de la comarca se han inscrito en las pruebas que se se celebrarán los días 7, 8 y 9 de julio en el campus de Ferrol

Imagen de archvo de los exámanes de selectividad en la Politécnica de Esteiro
Imagen de archvo de los exámanes de selectividad en la Politécnica de Esteiro

ferrol / la voz

El confinamiento derivado de la crisis sanitaria del covid-19 dejó a muchos estudiantes descolocados y con miedo a no poder seguir el curso desde casa, pero, en contrapartida, el Ministerio y la Consellería de Educación decidieron allanarles el camino fomentando la promoción de los alumnos, el repaso y la recuperación. Todo ello se ha traducido en un significativo aumento del número de aprobados en todos los niveles, incluido segundo de Bachillerato, y consecuentemente, en un aumento de las cifras en la matrícula de selectividad.

Si en el conjunto de Galicia la cifra de inscritos ha subido en torno a un 26% -con más de 14.000 matriculados frente a los 11.500 del curso pasado-, en las comarcas de Ferrolterra, Eume y Ortegal, ese crecimiento ha sido incluso superior, situándose en un 30%. Según la información aportada por las comisiones delegadas de la Comisión Interuniversitaria de Galicia (CIUG) en Ferrol, este año se han matriculado 852 estudiantes de la comarca en las pruebas que se celebrarán en el campus los próximos días 7, 8 y 9 de julio, cuando el año pasado la cifra de inscritos fue de 652.

Pedro Armas, vicepresidente de la CIUG, explica que esta subida viene derivada no solo del aumento de estudiantes que han conseguido titular en segundo de Bachillerato, sino también del incremento de los alumnos que ya tienen aprobada la selectividad y se presentan para subir nota. «Muchos piensan que este año será más fácil conseguirlo, porque la estructura de las pruebas ha cambiado y es más sencilla. Ahora ya no hay dos modelos a elegir en cada materia, A o B, sino un único examen pero con más opcionalidad», dice Armas.

Garantizar de seguridad

En esta convocatoria de la selectividad marcada por la pandemia del coronavirus, lo primordial será garantizar la seguridad. Por ello, la CIUG ha decidido multiplicar aulas y sedes, con el fin de que los estudiantes puedan guardar las distancias y no se produzcan aglomeraciones. En el caso de Ferrol, a los dos edificios en los que se venían celebrando los exámenes se han sumado otros dos (la Facultad de Humanidades y la Escuela de Enfermería y Podología) y el número de aulas se ha multiplicado por tres, pasando de once a treinta.

Los estudiantes deberán llevar puesta la mascarilla en todo momento, las mochilas las dejarán junto al pupitre en vez de estar amontonadas en la entrada de las clases y la entrega de exámenes se hará de forma escalonada. Además, en las aulas habrá geles desinfectantes, y en caso de que algún alumno presente síntomas, se aplicará de forma inmediata un protocolo de aislamiento.

«En esta convocatoria, el papel de los representante de cada centro será muy importante, porque van a participar en el diseño de los circuitos de acceso y también en el proceso de identificación de los estudiantes, ya que estos llevarán la mascarilla», advierte Pedro Armas.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
1 votos
Comentarios

La matrícula de la selectividad sube un 30%, con doscientos alumnos más