«Las clases presenciales de final de curso me ayudaron mucho a recuperar el ritmo»

Verónica Rodríguez, alumna del Sofía Casanova, cree que ninguna plataforma puede suplir el contacto directo con el profesor en el aula


Ferrol

«Asustada». Así describe Verónica Rodríguez Martínez cómo se sintió cuando el Gobierno anunció la orden de confinamiento. «Los primeros días fueron de mucha incertidumbre, porque incluso se llegó a decir que la selectividad se podría cancelar», rememora esta estudiante de segundo de Bachillerato del instituto Sofía Casanova de Ferrol.

Aunque Verónica es, literalmente, una alumna de matrícula de honor -en la segunda evaluación sacó todo dieces-, reconoce que seguir las clases desde casa le costó bastante esfuerzo. «Ahora que conozco los dos modelos de enseñanza, me quedo sin duda con el presencial. Aunque los profesores se implicaron muchísimo, no es lo mismo estar con ellos en el aula que aprender la materia desde casa, sobre todo en el caso de las asignaturas más prácticas. Además, yo no soy para nada una persona que estudie al día, y al estar en casa, es mucho complicado mantener una rutina y unos horarios de estudio estrictos», explica. Por eso Verónica agradece muchísimo que al final del curso se retomasen las clases presenciales. «Me ayudaron mucho para resolver dudas, y sobre todo, para recuperar el ritmo de estudio», comenta.

Ahora le está dedicando unas cuatro horas del día a hincar los codos. «Puede que no sea mucho, pero si algo aprendí en el confinamiento es que no hay que dejar las cosas para el final. Llevo casi un mes estudiando bastante a diario, así que creo que lo llevo bastante bien», advierte. Sueña con estudiar Filosofía, y aunque no necesita una nota demasiado alta para entrar, no piensa bajar la guardia. «Voy a por el 14, como un reto personal».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«Las clases presenciales de final de curso me ayudaron mucho a recuperar el ritmo»