De abarrote en abarrote al ritmo de orquestas en Ordes

La Voz SANTIAGO / LA VOZ

ORDES

La localidad cerró ayer cinco días de festejos, que destacaron por la elevada asistencia

18 ago 2019 . Actualizado a las 05:10 h.

Una marea humana volvió a tomar este viernes la carretera N-550 a su paso por Ordes. Las culpables, de nuevo, las orquestas. Si el miércoles ya habían dejado el listón alto París de Noia y Compostela con gran cantidad de público, el Combo Dominicano y la orquesta Principal aún consiguieron elevarlo un poco más. Miles de personas de todas las edades abarrotaron el entorno de la Alameda hasta bien entrada la madrugada. Nadie quería perderse la fiesta, con El Meneíto Tour del Combo Dominicano como gran referente. De esta forma, las orquestas volvieron a demostrar su gran poder de atracción.

En Ordes, según comentan, hacía tiempo que no veían unas fiestas patronales tan concurridas como las de este año. No solo con las orquestas en las verbenas nocturnas, sino que también numeroso público acudió para participar en los actos por la mañana.

Los festejos de Ordes llegaban ayer al punto y final con más música. En este caso, el broche llegaba con la tercera edición del festival Sons de Ordes con una apuesta muy ecléctica en la que se combinaba la tradición gallega y una cita para los nostálgicos de la movida con la participación de la gaiteira Susana Seivane y de Javier Gurruchaga con su inseparable orquesta Mondragón. Por la mañana, para aquellos que aún guardaban fuerzas después de cuatro jornadas de fiesta -el martes ya hubo un aperitivo con una sesión de disyoqueis-, la orquesta Paraíso se encargó de animar la sesión vermú.