El PSdeG tiene la llave en Melide y en Arzúa para coaliciones de progreso

García López formaría un ejecutivo estable y Pérez Penas sería el regidor melidense


melide / la voz

Los resultados de las elecciones municipales dibujan un nuevo escenario político tanto en Arzúa como en Melide, donde, al contrario que en el mandato a punto de expirar, no habrá mayorías absolutas como con las que gobernaron el alcalde arzuano, el independiente José Luis García López, y la melidense Dalia García Couso (PP). La diferencia entre las vecinas cabeceras de comarcas es que el líder de Alternativa por Arzúa (A.A.) podrá seguir al frente de la alcaldía, aunque sea en minoría, y la permanencia en el cargo, en igual condiciones, de la regidora popular tiene pocos visos de prosperar. Sí los tienen las coaliciones de progreso que, con la llave de gobierno que en ambos casos tiene el PSdeG, garantizarían un ejecutivo estable a José Luis García en Arzúa y el relevo en la alcaldía en Melide, que asumiría José Manuel Pérez Penas, de Adiante Melide, la candidatura municipalista que irrumpió con 5 ediles.

Tras los comicios del domingo, el regidor arzuano apunta que en su formación se tomarán unos días para reflexionar sobre «as dúas únicas» opciones que barajan: «ou gobernar en minoría con acordos puntuais ou gobernar en coalición co PSdeG», una opción, esta última, del todo factible dada la buena sintonía manifiesta durante todo este mandato con la portavoz socialista, Begoña Balado, que se mantendrá, cuatro años más, como representante de su partido en la corporación arzuana. García López descarta, por completo, llegar a un pacto para un gobierno estable con el BNG, que recuperó con dos ediles la representación municipal, o con Compromiso por Galicia (CxG), que tendrá como munícipe al exalcalde nacionalista Xaquín García Couso, dadas las desavenencias políticas que los separaron en el pasado. «Todo o mundo sabe que é imposible dende o momento en que considero que só se presentaron con ánimo de desquite e vinganza», afirma.

Sobre la pérdida de la mayoría absoluta de A.A., que bajó de 7 a 6 ediles, José Luis García afirma que «segue sendo unha gran vitoria para un grupo de traballo independente como somos, que se tivo que enfrontar con catro candidaturas de partidos con máis recursos, e a pesares diso, fomos capaces de gañar en todas as mesas electorais do concello». Por su parte, la alcaldesa en funciones de Melide interpreta los resultados electorales de las municipales como una apuesta del electorado por el cambio al afirmar que «toca traballar dende o lugar onde nos encomenden os veciños e alí sempre nos encontrarán». Dalia García Couso agradece la confianza en el PP, que cayó de 8 a 6 ediles, «por ser a lista máis votada», recuerda.

Y en las dos formaciones que pueden sellar un cambio de gobierno en Melide parecen tener la intención de cumplir con el mandato de las urnas. Desde el PSdeG, que mantiene los dos concejales de este mandato, José Antonio Prado anunció que la formación «abre un proceso de reflexión interno para valorar a situación, pero en calquera caso e en consonancia co dito en estes catro anos de oposición e co votado polo pobo de Melide, garante o relevo no goberno de Melide». Y desde la segunda fuerza política, Adiante Melide, manifiestan que «devolveremos traballo, ilusión e proximidade» por la confianza depositada en las urnas, con la que «Non gaña un partido político», sino «todas e todos os melidenses que senten esta terra como súa», insisten.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El PSdeG tiene la llave en Melide y en Arzúa para coaliciones de progreso