Agustín Jorge Barreiro, in memoriam

SANTIAGO

14 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Desde un íntimo sentimiento de duelo evoco a mi amigo Agustín Jorge Barreiro. Lo hago recuperando la imagen viva de hace poco más de un año, cuando me uní con su extensa familia, de larga tradición académica en Compostela, en el homenaje que le ofreció la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Madrid por su jubilación, en un ambiente festivo y emotivo tan ajeno al actual clima de infortunio.

La sesión solemne del 29 de noviembre de 2019 fue a la vez un reconocimiento en su paso a la condición de catedrático emérito de Derecho Penal y un tributo de sus colegas, colaboradores y discípulos por su trayectoria académica. El jurista teense, también catedrático emérito de la UAM, Gonzalo Rodríguez Mourullo, que fue su maestro, hizo una semblanza justa y brillante del profesor a través de un itinerario, en buena medida concomitante, que partía de Compostela y se consolidó en la nueva Facultad, en la que el profesor Jorge Barreiro fue desempeñando puestos hasta el Decanato, mientras desarrollaba su afán investigador en un relevante repertorio de publicaciones.

Agustín Jorge respondió a las laudationes de sus pares con un discurso inteligente e irónico, con la finura que le gustaba ejercitar, trasluciendo la satisfacción por haber cerrado con excelencia un fecundo período e iniciar otro que le permitiría mantener viva su pasión por la docencia y la investigación.