El comercio llega a Reyes con rebajas sin precedentes para paliar pérdidas

El cierre perimetral de Santiago resta gran parte de los potenciales clientes


santiago / la voz

Los compostelanos se podrán aprovechar de unos descuentos poco habituales en la mayoría de los comercios tradicionales, en plena campaña de Reyes. Lo habitual es que algunos se aventuren a adelantar rebajas, pero nunca tantos establecimientos se apuntaron al adelanto de los descuentos como este año. La razón es que los comerciantes arrastran meses de pérdidas por las restricciones del covid, y no ven visos de mejoría a corto plazo.

Los clientes que se acercan a las principales calles comerciales de Santiago se ven sorprendidos con ofertas y promociones inusuales en muchos establecimientos, pero fundamentalmente en los del sector de la moda. La razón es que estos artículos no tendrán salida en próximas temporadas. En establecimientos como Adolfo Domínguez se plantean rebajas de hasta el 60 % y en Woman Secret llegan hasta el 70 % en buena parte de sus artículos. Springfield, que suele adelantarse a las rebajas en todas las temporadas, lanza una promoción del 50 %. Ni siquiera Pull and Bear se queda fuera del adelanto de las promociones, y oferta un 20 % de descuentos en sus abrigos.

También en gran parte de los comercios más tradicionales de la ciudad se colgaron carteles con descuentos de entre el 20 y el 50 %. La zapatería Catchalot, sin especificar el porcentaje exacto de rebajas, oferta varios calzados con hasta 10 euros menos del precio anterior en su escaparate. Lo mismo ocurre en la zapatería Rivadulla, donde se rebajaron entre 10 y 15 euros de gran parte de sus artículos. Una estrategia comercial que funcionó, a juzgar por la cola que se formó ayer por la tarde para acceder al local. El descuento del 20 % es el que más se repite en los comercios pequeños, y es por el que optó la zapatería Unisa. También la zapatería París cambió los carteles de sus botas y zapatos para incluir los nuevos precios. No solo el sector del calzado apuesta por bajar los precios para aligerar los almacenes, también el textil pone toda la carne en el asador. A la espera de que los comercios de la cadena Inditex inicien las rebajas, los pequeños lanzan mensajes a los compostelanos con descuentos de hasta el 50 % como en el caso de Audrey, un comercio de moda de mujer. Muy cerca de este, un comercio de ropa infantil también anuncia con grandes carteles rojos que los precios están más bajos. Los negocios de Roberto Verino y Violeta, con hasta el 50 %; y Florentino, con descuentos especiales, también se suman a las rebajas iniciadas por el comercio tradicional como lo hacen también Juampe, de moda masculina. 

La peor campaña de Navidad que se recuerda

Los días previos a la mañana de Reyes son las jornadas de más ventas en el comercio compostelano, y sin embargo, los portavoces del sector califican estos días como «los peores de los últimos años». El área más próxima de los comercios de la capital gallega abarca una población de más de doscientas mil personas, pero «no pueden venir a Santiago», lamentó José Antonio Seijas, presidente de Comercio Punto Compostela. José Ángel Blanco, de Compostela Monumental, compara la situación de Santiago con la de A Coruña: «El cierre perimetral coruñés incluye municipios cercanos, pero a Santiago no pueden venir ni los vecinos de Teo. El comercio no tiene a quién venderle; sin duda, es la peor campaña de Navidad que se recuerda. Ni en los peores años de la crisis económica, la caja fue tan floja». Junto a los efectos negativos del cierre perimetral, Seijas apunta a la peatonalización de varias calles del Ensanche «en el peor momento posible; son todos trabas, ahora no es el momento».

Frente a esta lectura pesimista de la situación del comercio compostelano, José María Fernández, de Santiago Centro, cree que «hay extremos, depende del sector: el dirigido a una población con ingresos altos y el especializado están resistiendo mejor que el comercio generalista, donde la competencia es superior».

Los establecimientos de los sectores vinculados a la moda son, después de los relacionados con el turismo, los más afectados por la caída de las ventas. Ante esta situación, los comerciantes optaron por anticiparse a las rebajas de las grandes cadenas. «En otra ocasión, las franquicias y los grandes adelantaron las rebajas, y los pequeños quisieron anticiparse para intentar mejorar los ingresos. La mercancía hay que pagarla, y no hay ventas suficientes para hacer frente a las deudas», explica Seijas.

Blanco señala que un ejemplo del mal momento que se está viviendo en el comercio es la decisión de Compostela Monumental de prolongar la campaña del sorteo del coche hasta el 14 de febrero: «¿Qué sentido tendría sortear un coche con las ventas tan bajas? No estamos para tirar el dinero».

A la hora de valorar las pérdidas del sector comercial de Santiago, José Ángel Blanco lo fija en un 70 % de media, pero «en las tiendas para turistas, las pérdidas son del 100 %, están cerradas». Seijas prefiere diferenciar entre sectores. «Los de alimentación, menaje, muebles, ropa interior y lencería vendieron más, pero los del ropa y calzado pueden tener pérdidas de hasta el 70 %, y los de turismo, 100 %». A la espera de lo que pueda ocurrir hoy, víspera de Reyes, los comerciantes temen que la campaña de Navidad de la era covid sea una prolongación de lo que ha estado pasando a lo largo de todo el año. «Lo que no se venda estos días, olvídate, no se venderá», añade Blanco, de Compostela Monumental.

Temen nuevas restricciones que hundan la campaña de descuentos

José María Fernández tiene la sensación de que funcionó «razonablemente bien» el sábado, y que en la jornada de hoy se animarán las compras del último momento. Su moderado optimismo choca con la impresión de José Ángel Blanco y José Antonio Seijas, que aseguran no recordar una jornada de domingo, «a solo cuatro días de Reyes, tan mala como la del pasado domingo». En las calles más comerciales del Ensanche, muchos establecimientos no abrieron hasta las 11 o 12 de la mañana del domingo, y otros ni siquiera abrieron.

Seijas teme que el comité clínico endurezca «más las restricciones a partir de Reyes», lo que afectará a la temporada de rebajas. Desde la semana pasada, y desde ayer en mayor número, muchos comercios anuncian descuentos de hasta 50 %, y algunos incluso ofertan rebajas de hasta el 70 %. Las promociones se centran fundamentalmente en el comercio tradicional y minorista.

Blanco recuerda que «el Black Friday se preveía malo, y fue peor. Ahora las rebajas serán penosas. Los que mantienen sus ingresos están reduciendo compras para ahorrar; pero hay mucha gente aún en ERTE y sin ingresos. No hay alegría en el consumo, y tampoco hay tantas compras por Internet como dicen». Seijas discrepa y considera que, la falta de movilidad, «hace que la gente recurra a Amazon, porque ¿dónde compran juguetes los vecinos de O Pino, Boqueixón, Vedra. Las jugueterías están muy perjudicadas».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El comercio llega a Reyes con rebajas sin precedentes para paliar pérdidas