Fiestas picheleiras para no olvidar

El Apóstolo 2020, condicionado por el covid, deja sensaciones positivas


santiago / la voz

Desde varias décadas atrás, las Festas do Apóstolo nunca habían rivalizado en el sentido de pertenencia y en el afecto de los compostelanos con las de la Ascensión. Las condiciones impuestas por el covid-19 obligaron al gobierno local a diseñar unos festejos especiales en su cartel y en sus aforos, lejos de los multitudinarios eventos de ediciones anteriores, en los que los turistas ganaban espacio a los compostelanos como destinatarios del Apóstolo.

El resultado, unas fiestas de verano muy caseras, muy picheleiras, que no desmerecieron en su calidad. Así lo han valorado los compostelanos en redes sociales y por otros medios tras los eventos más señalados, como el pregón homenaje a quienes combatieron el covid en primera línea y a las víctimas de la enfermedad; el espectáculo pirotécnico de la noche del 24; y algunas de las actuaciones más señaladas, como las de la Banda Municipal de Música y Suso Vaamonde y la de Tanxugueiras, entre otras del TradFest; o el concierto de la Filharmonía.

Faltaron muchas actividades y escenarios muy señalados en la tradición festiva de Compostela, como las atracciones feriales de Santa Susana -la noria especialmente-, el certamen equino de Amio, y hasta los puestos de pulpo en ambos espacios, pero el protocolo de prevención del covid los hacían inviables. Hasta el espectáculo pirotécnico de fin de fiesta, en la noche del pasado viernes, fue el más breve de la historia, apenas cinco minutos que, no obstante, no pasaron inadvertidos en la ciudad, por su intensidad más concentrada y atractivo de las figuras de luz y color.

De este Apóstolo 2020, el gobierno local habrá de extraer algunas conclusiones de cara a próximas ediciones, con o -es de esperar y desear- sin covid: que no todo lo de fuera es mejor y que el cartel de espectáculos gana buscando los equilibrios, porque en Santiago y en Galicia se hace muy buena música, baile o humor, entre otras manifestaciones artísticas, y que promocionar la cultura de aquí no solo lo merecen los propios artistas, sino que lo agradece el público. Raxoi también ha manifestado ya que analizará el resultado del arriesgado espectáculo de los Fogos do Apóstolo, por primera vez en cuatrocientos años fuera de Obradoiro -decisión tomada ya antes del covid para evitar daños al patrimonio monumental-, y ha avanzado que en el futuro se repetirá la fórmula de los múltiples puntos de lanzamiento para conseguir un efecto envolvente en torno a la ciudad del que se pueda disfrutar desde cualquier punto. La prevención de incendios forestales y la salvaguarda de la integridad del espectáculo exigen replantear los lugares de lanzamiento.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Fiestas picheleiras para no olvidar