Hay Apóstolo


Hay fiesta. Claro que hay. Y no va a ser menos que otros años. Será diferente, pero no menos. Este sábado, de buena mañana, me lo recuerdan los ensayos, bajo mi ventana, en la plaza donde ya pega duro el sol, del grupo de música y baile tradicional Ultreia. En atuendo deportivo y con mascarillas. Están preparando su participación en las jornadas de folklore, que tampoco podían faltar el día grande en A Quintana. No faltará nada. Tal vez, en el cartel alguien echará de menos la presencia de algún concierto de relumbrón internacional. Pero eso no es lo que toca esta vez, porque las medidas de prevención frente al covid-19 imponen las audiencias presenciales reducidas (en torno al 10 % del público que en tiempos de normalidad accedía a los conciertos en A Quintana) y las contrataciones de proximidad. Protagonismo total para la escena gallega, que siempre tuvo su espacio en el Apóstolo y ahora más que nunca. Se echarán de menos las atracciones de Santa Susana (tal vez sea el momento de repensar su ubicación de cara al futuro, como se ha hecho con el espectáculo pirotécnico de los Fogos que dañaba antes la Catedral y después el Pazo de Raxoi), y también habrá quien eche en falta las verbenas nocturnas de la Alameda. Pero habrá mucho y muy bueno. Empezando por el pregón que, como corresponde, será un homenaje colectivo a las víctimas de la pandemia y a quienes lucharon en primera línea contra ella. Empiezan este viernes y serán unas fiestas excepcionales, por sus circunstancias tan especiales y porque la ciudad las necesita, aun con mascarilla obligada, para sacudirse del ánimo el moho que aún pueda quedar del confinamiento.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hay Apóstolo