El coronavirus eleva un 30 % las excusas para no participar en mesas electorales

La junta de zona de Santiago ha aceptado el 96 % de las más de 500 presentadas


santiago / la voz

Celebrar unas elecciones autonómicas en plena pandemia del coronavirus es todo un reto. Las previsiones hablan de un aumento de la abstención por miedo a contagiarse al ir a votar a los colegios electorales, pero en lo que ya se ha dejado notar de forma notable el efecto del covid-19 es en el incremento del número de personas que han presentado excusas para no formar parte de las mesas. Si en condiciones normales, en toda la Junta Electoral de Zona de Santiago el número de ciudadanos que solicitaban librarse de su designación como presidente o vocal se situaba alrededor de las 360, esa cifra se ha visto ahora incrementada en un 30 % y hasta la fecha son 520 las registradas, de las que se han admitido la gran mayoría.

Lo cierto es que los ciudadanos del área de Compostela han alegado con razones fundadas su petición de no formar parte de la mesa electoral, lo que ha hecho que tan solo hayan sido rechazadas veinte de esas excusas, lo que supone que el 96 % han sido admitidas.

Un total de 25 concellos forman parte de la junta electoral de zona compostelana. Son Santiago, Ames, Teo, Oroso, Brión, Boqueixón, Arzúa, A Baña, Boimorto, Dodro, Frades, Melide, Mesía, Negreira, Ordes, Padrón, O Pino, Rois, Santa Comba, Santiso, Toques, Tordoia, Touro, Trazo y Val do Dubra.

De las 500 solicitudes admitidas, la gran mayoría son de vecinos censados en Santiago, donde 220 personas se han librado de formar parte de una mesa electoral al considerarse que la causa alegada estaba justificada. En elecciones anteriores, sin el condicionante del coronavirus, esta cifra estaba en torno a los 150, por lo que la capital gallega está por encima de la media de la zona en lo que al incremento de peticiones de excusa se refiere, ya que alcanza el 46,6 % frente a ese 30 % de todo el área.

Pero, con diferencia, ha sido en Ames donde más se ha dejado notar este efecto, ya que si en las últimas elecciones el número de excusas presentadas ante la junta electoral de zona para no ser designado presidente o vocal fue de 41, esa cifra ya es de 76 en el caso de las que se celebrarán este domingo, lo que supone un incremento del 85 %.

Desde que reciben la notificación, aquellas personas que han sido designadas mediante sorteo presidente o uno de los dos vocales de una mesa electoral -también se nombran sustitutos de cada puesto- tienen un plazo de siete días para alegar ante la Junta Electoral de Zona, que toma la decisión en función de los criterios que establece la ley y la Junta Electoral Central.

En estos comicios también están exentos asmáticos, hipertensos y diabéticos

A las causas personales, familiares y profesionales que permiten eludir el deber de formar parte de una mesa electoral, en los comicios autonómicos que se celebran mañana en Galicia también ha sido posible presentar excusas en el caso de que la persona designada en el sorteo esté dentro de los grupos declarados de riesgo por coronavirus. Son, lógicamente, personas con patologías que, en el caso de infectarse con covid-19, podrían agravarse y poner en peligro la vida de los afectados. Entre ellas, están los casos graves de hipertensión, la diabetes y las enfermedades que afectan al aparato respiratorio, como el asma. También están exentos los pacientes oncológicos y en algunas ocasiones aquellas personas que conviven con grupos de riesgo, aunque en estos casos la decisión depende de cada junta electoral.

Las causas por las que se libra: Mayores de 65 años, embarazadas, personal esencial o cuidadores de menores y dependientes

Las causas por las que se puede solicitar no tener que formar parte de una mesa electoral se agrupan en tres categorías: personales, familiares y profesionales.

En las causas personales, figura el ser mayor de 65 años. Eso no quiere decir que una persona de esta edad no pueda formar parte de una mesa, pero sí que está exento si así lo solicita. Tampoco tienen que cumplir con este deber los que sufran una discapacidad, sea del grado que sea. En este caso, hay que acreditarlo.

Estar de baja laboral también permite librarse, así como estar embarazada de más de seis meses o de menos si se trata de una gestación de riesgo. También si se acaba de dar a luz y se está en período de descanso maternal. Son, a su vez, causas justificadas de excusa el sufrir una lesión o enfermedad física o psíquica, el ser víctima de un delincuente que tenga orden de alejamiento y esté inscrito en el mismo colegio electoral, los que van a someterse a una operación o los internos en prisiones o instituciones psiquiátricas, así como los monjes o monjas de clausura o que pertenezcan a una comunidad religiosa que no permita acudir a la mesa. Finalmente, también pueden alegar aquellos que ya hayan sido presidentes o vocales tres veces en los últimos diez años.

Entre las causas familiares están el ser madre de un bebé menor de nueve meses, ser cuidador de menores de ocho años o de discapacitados físicos, psíquicos o sensoriales. Para ello, habrá que aportar el escrito de reducción de jornada. También tienen excusa los cuidadores de familiares que no puedan valerse por sí mismos, el casarse ese día o tener un evento familiar inaplazable o ser padre o madre de niños menores de 14 años y no poder conciliar con la obligación de estar todo el día en la mesa.

Por causas profesionales se libran los cantantes o deportistas profesionales, los directores de medios de comunicación o jefes de informativos que vayan a cubrir la jornada y los trabajadores esenciales como médicos, sanitarios, bomberos o policías, pero también el personal de los juzgados y las administraciones que deban trabajar en las elecciones.

Estar de vacaciones, trabajar fuera o tener miedo a contagiarse por vivir con ancianos

x. m.

Para alegar cualquier lesión o enfermedad es necesario presentar un parte médico

Las causas regladas por las que un ciudadano elegido para formar parte de una mesa electoral puede eludir esta designación son amplias y tienen en cuenta muchas circunstancias. No es lo habitual que el escaqueo sea muy escandaloso y la verdad es que, incluso en esta ocasión tan anómala, la gran mayoría de las alegaciones presentadas por los compostelanos estaban perfectamente justificadas. No en vano, de 520, tan solo veinte se han encontrado con el no por respuesta en la Junta Electoral de Zona de Santiago.

¿Qué excusas no han colado? Pues algunas que tenían complicado encaje incluso si se topaban con un juez magnánimo. Por ejemplo, no permite esquivar la obligación de ser presidente o vocal de mesa en las elecciones de mañana el alegar que ya se han comenzado las vacaciones y que se está residiendo fuera del municipio en el que se está censado. Esa situación sí sería una causa justificada de exención en el caso de un viaje inaplazable fuera de la comunidad autónoma «pero no lo es si se trata de un compostelano que, por ejemplo, no quiera venir a la mesa el domingo porque esté en la casa que tiene en la playa, eso no vale», señalan desde la junta electoral.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El coronavirus eleva un 30 % las excusas para no participar en mesas electorales