«Isto non nos colleu por sorpresa»

Gracias a que los Bomberos de Santiago cuentan con Jesús Penas, un gran experto en prevención y seguridad, tomaron medidas radicales y a tiempo contra el coronavirus


santiago / la voz

El peligro real que suponía el coronavirus no lo vieron venir los gobiernos de casi todo el mundo, pero en Santiago, en su parque de bomberos, se tomaron el asunto muy en serio desde el principio y adoptaron drásticas y radicales medidas que no solo han hecho que hasta ahora no hayan tenido ningún contagio, sino que tampoco padecieron la escasez de mascarillas, guantes y equipos de protección y hasta cuentan con un plan para, si la situación se pusiese verdaderamente fea y hubiese una escasez absoluta, poder reutilizar su material y hasta producir ellos mismos el producto químico con el que a diario desinfectan e higienizan no solo su equipo y vehículos, sino todos los puntos de la ciudad en los que hay acumulación de personas, como son los supermercados, farmacias, paradas de autobús, panaderías o las sedes de todos los servicios de emergencias.

El secreto de la previsión que han tenido los bomberos compostelanos y, por extensión, el Concello, tiene un nombre. Se llama Jesús Penas, tiene 44 años y fue uno de los pioneros -es de la segunda promoción- en estudiar el Grado de Prevención y Seguridad Integral en la Universidad de Barcelona. Estos días se acuerda a todas horas de aquel profesor que les advirtió en clase que su generación viviría un riesgo biológico global. Les pareció alarmista, pero ha llegado en forma de coronavirus.

«Nos primeiros días, cando había tanta confusión, a nós isto non nos colleu por sorpresa», recuerda Penas. «Explicámoslle ao Concello o que se viña enriba e a verdade é que nos fixeron caso», recuerda este bombero que también da clases de seguridad y prevención en la Academia Galega de Seguridade de A Estrada.

Aquella anticipación hizo posible no solo adquirir equipos de protección antes de tener que pegarse con medio mundo para comprarlos, sino comenzar a aplicar medidas en el parque. «O coronavirus obriga a cambiar a mentalidade de traballo de todo o mundo, a adquirir unha concienciación de hixiene diaria e unha organización que é o que vai quedar cando pase a crise», señala.

Fue él el que redactó el plan con el que los Bomberos compostelanos le dieron «a volta por completo á metodoloxía de traballo», asegura Jesús Penas. Las normas ahora impiden el contacto entre agentes en los cambios de turno, se exige la higienización del material tras cada servicio y en cada cambio de turno y se han dividido físicamente con mamparas el interior de los vehículos para que cada bombero tenga su propio hueco independiente dentro de los camiones, entre otras medidas.

Además, Penas imparte charlas diarias de formación a sus compañeros y también lo ha hecho en la Policía Local «porque tras o coronavirus ten que cambiar a mentalidade de traballo de todo o mundo», advierte.

De este modo, también trabajan con turnos únicos para no mezclarse entre ellos y poder establecer cortafuegos en caso de contagio y se han establecido conductores únicos para cada vehículo. Toda precaución es poca y, entre esas medidas que han adoptado los Bomberos desde antes de que el coronavirus provocase la declaración del estado de alarma, está también mantener las distancias de seguridad en el parque, no compartir materiales como bolígrafos, papeles o teléfonos y, por supuesto, protocolos para hacer sus servicios, que no son solo la extinción de incendios sino también el rescate de cuerpos, por ejemplo, sean todo lo seguros que permite un trabajo en el que salvan vidas poniendo en juego las suyas.

«Estou convencido de que si imos gañar esta batalla por dura que sexa»

¿Cómo será el futuro tras el coronavirus? Esa es una pregunta sin respuesta, pero en lo que se refiere a los hábitos de trabajo Jesús Penas tiene muy claro que hay medidas que han llegado para quedarse, como la distancia de seguridad, la separación de los puestos de trabajo en las oficinas o la limpieza y desinfección de materiales. Este bombero y experto en prevención tiene muy claro que, por dura que sea, «si imos gañar esta batalla» y lanza una advertencia: «A maior barreira de contención contra o coronavirus son as medidas organizativo-preventivas, como lavarse ben e frecuentemente as mans ou manter a distancia de seguridade, isto é moito máis importante que o uso de mascarillas, que se se usan mal pode ser peor o remedio que a enfermidade».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

«Isto non nos colleu por sorpresa»