Álvaro Muñoz: «Yo intento aportar lo que haga falta»

El alero llega al Obra desde Baxi Manresa dispuesto a lo que pida Moncho Fernández

s. l.

Energía, concentración, compromiso, personalidad..., aquello a lo que mucha gente llama intangibles es en lo que destaca Álvaro Muñoz, el alero de 28 años procedente del Baxi Manresa que ayer presentó el Obra.

Aunque él no parece estar muy de acuerdo con esa palabra cuando designa a jugadores que «parece que no pueden hacer nada más, entonces les toca hacer los intangibles», y aún con el peligro de ser catalogado como uno de ellos, Muñoz no se esconde. Tras afirmar que en el Obra se ha encontrado con un buen número de especialistas, reivindica que, aunque quizás no sea el mejor en nada, hace «un poco de todo». Se dispone a dar lo que necesite el equipo, «luego ya, si un día meto más puntos, pues mejor», pero «lo otro, los intangibles, son innegociables». Queda claro que, entre otras muchas cosas, este alero viene a seguir haciendo lo que durante los dos últimos años hizo en Manresa y lo que, asegura, lleva haciendo toda su carrera: trabajar, y poner sus habilidades al servicio del club. «Yo intento aportar lo que me pida Moncho, o lo que haga falta»

Muñoz nació en Ávila en 1990. Es nieto del histórico futbolista del Atlético de Madrid Feliciano Rivilla. Mide 1,96 metros y llega al Obradoiro después de pasar por todas las categorías del baloncesto español. Fue internacional con la selección sub-19 y sub-20, con la cual ganó la medalla de bronce en el europeo de Croacia en el 2010. La temporada pasada jugó 604 minutos repartidos en 34 partidos con el Baxi Manresa, que sorprendió por el nivel alcanzado, algo que afirma «cuando sale una temporada así es porque salen bien muchas cosas. Es algo en lo que juegan muchos factores». Promedió 5,8 puntos y 2,4 rebotes por partido.

Firma por tres años, en lo que el club asegura que es una «apuesta a largo plazo para que el equipo siga creciendo», y ante lo cual su respuesta está llena de agradecimientos por la confianza demostrada. «Salvo en las categorías inferiores del Fuenlabrada, nunca he estado más de dos años en un mismo equipo. Tener la estabilidad de esos tres años hace que solo pueda agradecer al club esa apuesta por mi e intentar responder con trabajo».

«Esto es como una familia»

Contento con una llegada a Compostela a la cual, asegura, incitaron antiguos jugadores del Obra como Fran Cárdenas, Muñoz ha encontrado algo que «parece un tópico», pero dice «es como una familia», y esto «lo valoramos mucho, sobre todo los que venimos de fuera». Su aclimatación está siendo buena y, aunque confirma que aún hay muchas cosas por pulir, manifiesta su intención por «estar concentrado y no equivocarme mucho». Además, la filosofía de trabajo de Moncho Fernández, con quien tuvo una conversación antes de firmar, casa bien con él y admite que esto le ayudó a convencerse. «Aquí valoran mucho el trabajo».

El Obra empezará su aventura este curso en la Liga Endesa el próximo viernes 27 de septiembre, en casa contra el Barca Lassa. Iniciar la temporada contra uno de los más severos aspirantes al título, nunca parece cosa fácil. Pero Muñoz cree que «no debemos pensar mucho en los demás. Debemos concentrarnos en nuestro trabajo diario que es el que nos va a dar el salto de calidad». De todos modos, no le cuesta aceptar que encontrarse con los, a priori, dos equipos más fuertes del campeonato, Barca Lassa y Real Madrid, en las primeras cinco jornadas es algo que, en ocasiones, prefieres que ocurra más adelante aunque, como dice, «al final esos partidos vamos a tener que jugarlos igual».

Álvaro Muñoz destaca sus ganas de «juntar todas las piezas lo antes posible» y «jugar ya el primer amistoso para así empezar a desarrollar la temporada».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Álvaro Muñoz: «Yo intento aportar lo que haga falta»