Más allá del tópico de «plata o plomo»

La Feria de Servicios para Colombianos de Santiago se convirtió en una pequeña fiesta del país de los mil ritmos


1La industria audiovisual tiene el poder de llegar a medio mundo y reducir todo un pueblo a un solo concepto a ojos del planeta. En la era de Netflix, Colombia parece sinónimo de Narcos, del narcotráfico y de la ley de «plata o plomo», mantra de la serie inspirada en el ascenso y caída del cartel liderado por Pablo Escobar entre los años 60 y 90. Pero la realidad va mucho más allá, como quedó demostrado este fin de semana en el Palacio de Congresos de Santiago. Allí se celebró la cuarta Feria de Servicios para Colombianos, organizada por la Dirección de Asuntos Migratorios, Consulares y Servicio al Ciudadano de la Cancillería del país. En ella se reunieron decenas de entidades, emprendedores y artistas colombianos, 17 constructoras y financieras, así como por numerosos compatriotas afincados a este lado del charco. Estos podían encontrar en el recinto ferial información de primera mano sobre temas como la pensión en Colombia desde el exterior, educación, emprendimiento o adquisición de vivienda, entre otros. El Palacio de Congresos se convirtió, por momentos, en una pequeña fiesta teñida por los colores de la bandera nacional y ambientada por el carácter extrovertido y animoso del país de los mil ritmos, que presume de «sabrosura» y compadreo entre sus «parceros». La información oficial apunta a que se realizaron 250 trámites en el consulado móvil y más de 400 trámites según los expositores. Entre las actuaciones que ayudaron a caldear el ambiente, la del grupo Songo Sorongo, en una cita que arrancó el viernes en León, presidida por la Embajadora de Colombia en España, Carolina Barco, el gerente de Camacol Antioquia, Eduardo Loaiza, y el tercer secretario de Relaciones Exteriores y representante del programa Colombia Nos Une, Sergio Ospina.

Grandes pasos

2En los últimos días han sido varios famosos los que se han lanzado a recorrer algún tramo del Camino, como el torero Manuel Díaz, el Cordobés, y su mujer, Virginia Troconis, que como todo buen peregrino se sacaban una imagen a su llegada al Obradoiro. El diestro aseguraba habérselo pasado «de lujo», en «una bonita experiencia» compartida con seres queridos. «Hemos comido, reído, compartido, llorado y, cómo no, andado un mogollón, pero este camino nos ha hecho más amigos», comentaba en las redes sociales. Otro que también tomó rumbo hacia la meca jacobea fue el exjugador de baloncesto Fernando Romay. Sus 2,13 metros no le permitieron pasar desapercibido entre las calles del casco histórico compostelano. Iba acompañando a la comitiva de Beer Walkers, que partió de A Susana para recorrer ocho kilómetros hasta la Catedral recogiendo los residuos que encontraban a su paso. Jacobo Olalla Marañón, director de Cerveceros España, destacaba lo «especial» de esta primera «marcha limpia» apadrinada por el icónico deportista.

Canción de peregrinos

3 Jean-Claude Benazet, autor francés de la canción para peregrinos Ultreia et Suseia (Más allá y más arriba) que acaba de publicar en un disco junto con otros temas inspirados en el Camino de Santiago, entregó personalmente la partitura original a José Luis Vázquez, director de los coros de la Catedral, con ánimo de que se pueda escuchar en algún momento en la basílica compostelana. Benazet, que estuvo acompañado por los profesores y amantes de la ruta jacobea, Mario Clavell y Francisco Singul, dice con orgullo que ya se canta habitualmente en varias iglesias del Camino Francés. Pues todo se andará.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
1 votos
Comentarios

Más allá del tópico de «plata o plomo»