Bugallo marca distancias con CA: «Non se entendería unha coalición»

Noriega insiste en hacer valer la posición de su grupo como «chave da gobernabilidade»


santiago / la voz

Definitivamente, Xosé Sánchez Bugallo arrancará el mandato con un gobierno en minoría (10 concejales). Y es posible que también en solitario. El primer escenario lo despejó con total claridad el propio ganador de las elecciones del 26 de mayo tan solo unos minutos después de que Martiño Noriega hiciese cuentas de nuevo para proclamar que Compostela Aberta «é clave» en la gobernabilidad. Cuestión de aritmética, vino a decir el todavía regidor, que no deja de «sorprenderse» de que los socialistas dejen de lado a quien puede darles estabilidad por la izquierda (5 ediles de CA) mientras «convidan» a quien no puede garantizársela (2 ediles del BNG).

Pero no es precisamente la aritmética la que marca el paso a los socialistas, que en cualquier caso afrontarán el inicio del mandato con el mismo número de concejales con el que gobernó Noriega y con experiencia en gobiernos de coalición, pero también en solitario y en minoría. «Non creo que a día de hoxe fose plantexable un goberno de coalición entre o PSOE e Compostela Aberta», se arrancaba Bugallo minutos después de poner en marcha con el todavía alcalde el proceso del traspaso de poderes. Los compostelanos «non entenderían unha coalición» después de una «confrontación tan clara na campaña electoral», dijo para poner distancia con la marea.

Distancia política para la conformación de gobierno, que no para asegurar la gobernabilidad. Ahí Bugallo confía en aproximar posturas en torno a las políticas clave de la ciudad. Pero no solo con CA, sino también con las demás formaciones: «Quero que o BNG e o PP participen tamén dos grandes proxectos da cidade», como Compostela Aberta, «á que chamo a ser partícipe activa dese proceso». Cuenta con ellos, dice, sin cerrar del todo la puerta a un entendimiento ulterior que no solo pasaría por el contraste programático, sino por la capacidad de entendimiento.

La lectura de Noriega

«Non nos pechamos en ningún momento á posibilidade de incorporar a outras formacións, pero sempre vinculado a que sexamos capaces de definir un proxecto común e que todos sexamos capaces de asumilo», afirma el líder socialista a una semana de presidir de nuevo la corporación local. «O tempo nos irá dicindo» si es posible la colaboración en las iniciativas que quiere liderar desde la alcaldía, «se somos capaces de traballar nun espazo común», afirma Bugallo, aunque no es esa precisamente la lectura que maneja Noriega, a quien la asamblea de Compostela Aberta ratificó ayer después de haber puesto su acta a disposición de la agrupación en la misma noche electoral.

«Dá a sensación de que o guion vai por negar a existencia dos espazos de unidade popular nos concellos», dijo el todavía alcalde, extendiendo a los municipios aún gobernados por las mareas su reivindicación como «chaves da gobernabilidade». Y en ese escenario, Compostela Aberta asumirá, proclama también, «o rol que lle corresponde», el de representar a sus votantes, «con responsabilidade e lealdade ás posicións defendidas estes anos».

Bugallo tomará posesión como alcalde el sábado de la próxima semana con un gobierno en minoría. Y más que probablemente, también en solitario. El BNG todavía no ha certificado su rechazo a un posible pacto de gobierno, pendiente de la reunión de su consello nacional. Pero, sin ser clave para la gobernabilidad, todo apunta a que no entrará en el ejecutivo de Bugallo.

Compostela Aberta obvia el debate sobre pactos y se reorganizará en la oposición en Raxoi

La asamblea de Compostela Aberta, que en la tarde de ayer aprobó la continuidad de Martiño Noriega como portavoz del partido al menos hasta final de año, no debatió los posibles pactos para un hipotético acuerdo de gobernabilidad con el PSOE porque «non hai ningunha proposta por parte de Sánchez Bugallo». Conscientes de que el futuro alcalde socialista no cuenta con CA y piensa gobernar en solitario, fuentes del partido reconocieron que no se planteó tal posibilidad en la asamblea, si bien sí se ratificaron en lo que ya lleva unos días diciendo Martiño Noriega: la necesidad de reconocer el peso de CA dentro de la próxima corporación municipal, porque representa al 20 % de los votantes, y su disponibilidad a ser «chave» de un gobierno progresista, si bien son conscientes de que esa decisión corresponde a Bugallo. En los seis meses en los que Noriega siga liderando el grupo en la oposición, Compostela Aberta tiene previsto «reorganizarse» para hacer frente a sus nuevas funciones, ahora en la oposición por designio de los compostelanos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Bugallo marca distancias con CA: «Non se entendería unha coalición»