Otro año


D icen que en Islandia se pasan la Nochebuena leyendo. Fue saberlo y les faltó tiempo a los españoles para hacer chascarrillos. Trending topic en Twitter. En abril a la reina Letizia no le gustó el intento de posado de la emérita con sus nietas y allí se parapetó para impedirlo. Ay los memes, cinco minutos tardaron en circular por las redes. En uno de los últimos programas de Operación Triunfo, abanderado este año de la igualdad, el novio de una concursante se emocionó con su culo. Otra vez los tweets se encargaron de poner humor y una pizca de equilibrio. Cada vez que un medio de comunicación sorprende con una noticia, sorprenden más otros con sus montajes, sus gifs o sus hilos de Twitter.

Porque luego están los hilos, esas historias que un desconocido cuelga en su red social y acaban haciéndose viral. De los más graciosos del año, el rocambolesco robo de una plantilla de 75 céntimos que acabó en un juzgado. Lo contó Andrea, una de las empleadas del establecimiento, y acabó en todos los periódicos. O el relato de un tuitero sobre las cuatro horas que su madre pasó perdida en el metro de Madrid, más divertido que un monólogo de El club de la comedia.

Así que al nuevo año le pido muchas cosas, más paciencia al volante, plazas de aparcamiento, menos curas con las manos largas, que por fin los gobiernos se tomen en serio la violencia de género, que nadie sufra pobreza energética, ni un solo borracho conduciendo, algunos miles de puestos de trabajo pero, sobre todo, que no falte el humor. Que en estos años de miserias personales y colectivas, si en algo hemos destacado, es en ironía y humor.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Otro año