La falta de fondos para la depuradora deberá ser asumida por el Concello

El gobierno local renegociará un convenio no firmado pero que resultaría lesivo para las arcas municipales


santiago / la voz

Quien más podría perder en el caso de que no hubiese financiación europea para la nueva depuradora de Santiago es el Ayuntamiento, si sigue adelante un convenio preparado hace tres años por la Administración central para la firma del Gobierno, la Xunta y el Concello. La firma quedó en suspenso, aunque recibió el plácet en una Xunta de Goberno presidida por Ángel Currás. Madrid tiene la manija de un proyecto que aún es anteproyecto y podría quedarse como tal si se pierden los fondos europeos.

El Ministerio de Medio Ambiente y la Xunta se mueven con el telón de fondo económico delos recursos de Europa y si ese dinero no llega a Santiago tendría que aportarlo el Concello. Tanto el portavoz parlamentario del PSOE, Xaquín Fernández Leiceaga; como el municipal, Paco Reyes, destacaron esa posibilidad. El citado documento refería que cualquier desviación o insuficiencia no sería asumida ni por Medio Ambiente ni por la Xunta.

La alarma se encendió cuando ese criterio se aplicó en la ampliación de la planta de Silvouta, en la que los 300.000 euros del Concello se convirtieron en 750.000 por un sobrecoste que tuvo que asumir Raxoi. «Se non hai fondos europeos tería que pagalos o Concello», recalca Reyes. Y ello elevaría el recibo municipal a cuantías astronómicas.

«Se se perden os fondos europeos é evidente que o Concello non pode pagar os 70 millóns que custa a EDAR tendo un orzamento de 100», dice, por su parte, el gobierno local, que remite a una renegociación de los compromisos con las demás administraciones. Recalca Compostela Aberta que a todos les tocaría pagar más y que Raxoi tendría que buscarse la vida para aportar su parte.

Una de las cuestiones que el concejal Xan Duro abordó en Madrid es precisamente la renegociación de ese convenio de forma que no sea lesivo para el Concello en caso de cualquier desviación, que puede producirse incluso en el presupuesto de la nueva planta de Silvouta. En las futuras reuniones de la comisión de seguimiento en el Ministerio, a las que según Duro se incorporará ya la Xunta, se abordará esta problemática.

En todo caso, lo más prudente es acelerar el proceso para que lleguen los fondos europeos. Los fondos comunitarios corresponden al período 2014-2020. La obra tendrá que iniciarse antes del final del 2020, lo que daría pie a pedir prórrogas para justificar los fondos, según le transmitieron a Xan Duro en Madrid. El edil pone como horizonte para la firma del convenio el mes de junio.

El tiempo ya es justo. Pero lo que no se conoce es el anteproyecto, y Fernández Leiceaga ha presentado una iniciativa parlamentaria para reclamarlo y avanzar en el proceso de la depuradora. En todo caso, habrá de estar necesariamente sobre la mesa en las reuniones de seguimiento en Madrid para evaluarlo y estudiar mejoras. La primera será el día 21.

El popular Agustín Hernández valoró como imprescindible la reunión en el Ministerio de Xan Duro, aunque «chegou tarde». Y el nacionalista Rubén Cela pide que se alcance un pronto acuerdo y no paguen los vecinos de Santiago «a escote» la depuradora.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La falta de fondos para la depuradora deberá ser asumida por el Concello