Nankivil: «Frustra no poder aportar todo lo que desearía»

Manuel García Reigosa
M. G. REIGOSA SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

SANDRA ALONSO

El pívot del Obradoiro arrastra molestias en el tobillo que le impiden alcanzar su mejor nivel

11 mar 2015 . Actualizado a las 11:12 h.

El baloncesto de Keaton Nankivil tiene parte de castrense y parte de ingeniería. Es un pívot espartano, un especialista en técnicas de mantenimiento, siempre atento al rescate. Pero necesita estar en plenitud física y lleva más de dos meses con el freno de mano a medio echar por culpa de las lesiones. En las dos primeras jornadas promedió 16 minutos. En las nueve siguientes, en torno a 25. Y desde que empezaron los percances, primero en un talón y después un esguince de tobillo, está por debajo de quince minutos e incluso se perdió dos partidos. De las últimas doce contiendas, solo en una se vio cerca de la plenitud, en el tránsito de uno a otro dolencia: la de la victoria ante el Gran Canaria.

El pívot americano confiesa que no es una situación fácil de sobrellevar: «Está siendo muy frustrante porque aunque todos están poniendo de su parte para mi recuperación, en muchas ocasiones veo que mi físico no aguanta y no puedo aportar todo lo que desearía. Aunque cada día me voy sintiendo mejor, no veo el momento de que llegue mi recuperación al cien por cien, pero es parte del proceso».

La competición no da tregua y de ahí la decisión adoptada por todas las partes: «No te puedes permitir el lujo de parar un mes para estar al cien por ciento. No tienes el tiempo. Lo único que esperas es mejorar, recuperarte sin tener que parar, poder estar al 75-80 % y ver qué pasa. Es difícil saber si así estás tomando la decisión adecuada. Hemos optado por tirar para delante y hemos encontrado una muy pequeña mejoría».